A Nike le gusta el plan de Florentino: un Neymar de blanco
  • El presidente del Real Madrid busca desesperadamente un golpe de efecto en forma de fichaje que le permita recuperar su imagen ante los aficionados blancos

  • La posibilidad de acometer el fichaje de Neymar, tal y como en su día realizó con Luis Figo, asestaría un duro golpe a su máximo rival

  • En Nike ven el movimiento más que interesante y permitiría a la marca tener al sustituto ideal de Cristiano Ronaldo en la entidad blanca




Por ahora son simples rumores, un latente run run que se escucha a lo lejos dentro del sector pero que a nadie escapa: ante la enorme crisis institucional que vive el Real Madrid y que afecta, sobre todo, a la imagen de un cada vez más depreciado Florentino Pérez, el presidente madridista trabaja en la sombra para dar uno de esos golpes de efectos mediáticos a los que tan acostumbrados tiene al aficionado madridista y que tiene, desde hace tiempo, nombre propio: Neymar Jr.

Un año difícil



El año que ahora acaba no ha sido nada bueno para el Real Madrid. Su excepcional cierre de 2014, con título de Mundial de Clubes incluido, dio paso a un desastroso, a nivel deportivo, año 2015 donde el aficionado blanco no sólo ha visto como su equipo ha sido incapaz de conquistar un título sino que, además, ha tenido que asistir impasible a la carrera triunfal de un FC Barcelona que se ha mostrado intratable en los terrenos de juego y que ha cosechado Copa del Rey, Liga, Champions, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes. A todo esto ha tenido que sumarle de igual manera una serie de percances extradeportivos que han dejado muy tocada la imagen de la entidad madridista como referente a nivel mundial, primero con el fiasco en el traspaso de David De Gea y más recientemente con el ridículo de la Copa del Rey.

Todo ello ha provocado no sólamente un importante daño de imagen a nivel institucional sino, particularmente, en la figura de su presidente, Florentino Pérez. Con un entrenador ya amortizado incluso antes de finalizar la primera vuelta, el máximo mandatario madridista asiste, al igual que los aficionados, al paseo triunfal de un FC Barcelona que se antoja inalcanzable. El empresario madridista sabe que es hora de reaccionar y nada mejor que hacerlo con uno de esos movimientos a los que tan habituados tiene a los seguidores blancos, un movimiento que tiene nombre y apellidos y que tiene como objetivo aumentar la moral de los seguidores madridistas, rentabilizar la imagen del Real Madrid y, de paso, debilitar a su máximo rival, el FC Barcelona.

Neymar vale al Barça más de 200 millones 



Al otro lado del puente aéreo, un FC Barcelona hechido de satisfacción con los triunfos que a nivel deportivo ha logrado conquistar durante este año 2015 pero con una enorme losa que pesa sobre el futuro del club y que afecta directamente a sus grandes estrellas: el respeto al Juego Limpio Financiero de UEFA y el incumplimiento continuado de las condiciones impuestas por la misma en los dos últimos años (el Barça ha superado en este tiempo el límite máximo que puede tener el coste salarial de su plantilla respecto al total de los ingresos del club) obliga a los dirigentes azulgranas a poner en marcha importantes maniobras orientadas, por un lado, a retener a las grandes estrellas del equipo y, por otro lado, a evitar un tercer año consecutivo incumplimendo ese límite del 70% marcado por UEFA que podría acarrearle importantes sanciones.

Llegados a este punto, las negociaciones para cerrar la renovación con Qatar Airways se antojan decisivas para que, a través de la ingeniería financiera, dicho patrocinio suponga poder incrementar el gasto en ficha salarial que puede destinar el club a su plantilla. Este acuerdo, además, es clave si tenemos en cuenta que el FC Barcelona se encuentra en la actualidad en plenas negociaciones con uno de los jugadores estrellas del presente, pero sobre todo del futuro de la entidad azulgrana, el brasileño Neymar Jr.

Con un potencial de crecimiento tanto a nivel deportivo como mediático excepcional, el padre (y a la vez representante) de Neymar exige al Barça dos condiciones de difícil cumplimiento en el momento actual por el club: la primera, un notable incremento salarial para renovar hasta el 2021 (tres años más) su actual contrato: 15 millones de euros netos al año, o lo que es lo mismo, alrededor de 30 millones de euros brutos por temporada. La segunda, una seguridad jurídica y fiscal que impida colocar al jugador en el punto de mira del fisco español durante su estancia en el FC Barcelona. En la actualidad, ninguna de las dos es asegurable cien por cien por la entidad, lo que ha hecho que el padre de la estrella brasileña comience a oír los cantos de sirenas que llegan desde otros clubes. Y uno de ellos, quizás el que más fuerte suene a pesar de su sigilo, es el del Real Madrid.

A Nike le gusta el plan de Florentino: un Neymar de blanco 



En la Casa Blanca ya analizan los costes de la operación, una operación que sólo sería factible pagando la cláusula de rescisión del jugador, 190 millones de euros, una cifra que no es descabellada, a día de hoy, que pudiera acometer el presidente madridista para tratar de dar ese tan ansiado golpe de efecto como en su momento hiciera con Luis Figo. Pero si interesantes son las razones deportivas que aconsejan al presidente madridista el intento al menos del fichaje del brasileño, las extradeportivas (sobre todo desde el punto de vista del marketing) son aún mayores.

Neymar se está convirtiendo en todo un referente dentro del mundo de la publicidad. Anhelado por las marcas comerciales, el brasileño es uno de los grandes referentes dentro del sector y se espera, tal y como adelantamos, que en 2016 coja el testigo de Cristiano Ronaldo en Nike. Además, Florentino, con su política sobre sus derechos de imagen en los fichajes, se aseguraría un porcentaje en torno al 50% de lo que genere, lo que hace que en apenas un par de años, el fichaje del brasileño estuviera completamente amortizado. Pero aún hay más.

Florentino busca desesperadamente en el mercado a un sustituto de un Cristiano Ronaldo más fuera que dentro de la entidad blanca que coja el testigo del portugués en el club tanto a nivel deportivo como comercial. Y aquí es donde entra en juego Nike. La marca norteamericana sabe que los días de Cristiano Ronaldo como jugador blanco tocan a su fin. Además, en la propia marca son conscientes de que el internacional luso, comercialmente hablando, ha entrado en la recta final de su carrera, por lo que todos sus esfuerzos se orientan a explotar comercialmente a su sustituto, Neymar.

Con un Messi (embajador de adidas) acaparando todo el interés mediático en el FC Barcelona, en Nike verían con muy buenos ojos la incorporación de Neymar Jr. a la entidad madridista en sustitución de Cristiano Ronaldo. La salida del portugués dejará la influencia de la marca en el seno de la entidad merengue seriamente dañada y sólamente un recambio de su importancia como podría ser el del brasileño sería capaz de amortiguar en parte dicha salida.

Con Neymar en el Real Madrid, Nike se aseguraría una enorme repercusión a nivel mundial: no perdería la referencia dentro del club blanco y, quién sabe, podría suponer un primer intento de acercamiento al que se ha convertido en uno de sus grandes objetivos para el futuro: vestir a la entidad presidida por Florentino Pérez.


Encuesta Marketing Deportivo MD



Florentino busca con Neymar otro caso Figo y a Nike le gusta su plan.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top