Under Armour amenaza a Puma
  • La firma de Baltimore ultima la compra de Lululemon Athletica, una operación que ha sido desechada por la propia Nike, lo que le convertiría en el quinto grupo de ropa deportiva dentro del sector con mayor facturación del mundo, desbancando con ello a la marca alemana Puma




Auténtica revolución la que se vive dentro de la industria del deporte después de conocerse los últimos movimientos que, entre bambalinas, ha estado realizando la firma norteamericana Under Armour, que puede extrapolar la enorme influencia que ya ejerce la misma en el sector con una operación estratégica que haría pasar a Puma de ser uno de los grandes objetivos a eliminar en la carrera de la marca de Baltimore por conquistar el mercado dentro de las grandes a convertirla en prácticamente una filial de la compañía presidida por Kevin Plank.

Crecer para dominar



Hace tan sólo unas semanas publicábamos un más que interesante informe acerca de qué marca de ropa deportiva de las cuatro grandes existentes en el mercado actualmente domina el sector. Con una Nike por el momento intratable, todos los focos se centraban en la lucha que mantienen una hasta ahora indiscutible adidas que ve como la amenaza de Puma ya no es exclusiva sino que una firma joven y pujante como es Under Armour se ha convertido en el mayor motivo de desvelo de los responsables de la marca alemana.

Tal es así que ello ha provocado no sólo que la marca de Baltimore haya superado a los alemanes en el mercado norteamericano sino que dicha amenaza se extrapola ahora a nivel mundial, teniendo ya la firma presidida por Kevin Plank en el horizonte las tres bandas de adidas como próximo objetivo. Pero, ¿qué sucedía entre Under Armour y Puma?

Para muchos Puma ha sido durante los últimos años la tercera marca en discordia dentro del sector. Con unas adidas y Nike inalcanzables, su situación en el mismo le permitía vivir en una aparentemente cómoda tercera posición ante la inexistencia de marcas relevantes que amenazaran la misma por detrás de ella. La única que podía hacer algo de sombra, Reebok, filial de adidas, no ha atravesado en los últimos ejercicios su mejor momento lo que le relegó a ver desde la distancia como las tres marcas anteriores, incluída Puma, se alejaban en el horizonte.

Pero dicha tranquilidad de Puma se ha visto seriamente alterada con la irrupción de Under Armour, que no sólo amenaza a adidas sino que se encuentra ahora mismo casi a la par en esa tercera posición hasta ahora reservada a la hermanastra de adidas y con unas perspectivas de crecimiento (pretende cerrar el ejercicio 2015 con unos beneficios de casi 410 millones de dólares frente a los "apenas" 92 con los que prevé hacerlo Puma) que la convierten en una verdadera amenaza más que real para los alemanes.

Under Armour quiere comprar Puma



Pero el proceso de expansión de Under Armour va mucho más allá. Tanto que su planes de crecimiento pasan por la consecución de una serie de objetivos que vaticinan grandes cambios en el mapa de la moda deportiva. Así, la compañía presidida por Kevin Plank podría estar valorando hacerse con la firma Lululemon Athletica, marca especializada en moda deportiva inspirada en el Yoga y que le permitiría desbancar definitivamente a Puma como uno de los mayores grupos de moda deportiva del mundo.

Tanto es así, que consejeros especializados en este sector llevan aconsejando a Nike, otra de las marcas afectadas por este movimiento, el adelantarse a los planes de Plank y hacerse con los valores de una compañía canadiense moderadamente "barata" (las acciones de Lululemon están a su nivel más bajo de todo el último año) lo que le permitiría impulsar su presencia en el mercado de la moda femenina a nivel mundial, uno de los grandes objetivos de los norteamericanos de Oregon de los últimos años.

Sin embargo, la estrategia de Nike pasa por la inversión de 12.000 millones de dólares en la recompra de acciones propias de las que nos hacemos eco en nuestra edición de hoy, lo que deja el camino expedito para una Under Armour que con la compra de Lululemon Athletica, cuyo negocio asciende a 5.700 millones de dólares, impulsaría su segmento de moda deportiva para mujer.

Además, con su adquisición, se convertiría por volumen de facturación en la quinta firma de moda deportiva de todo el mundo, superando a una Puma que en 2014 presentó como facturación 2.972 millones de euros.


Encuesta Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top