Mendes amenaza a Florentino con llevarse a James al PSG
  • La guerra de representantes e intereses comerciales que se está llevando a cabo dentro del Real Madrid con la figura del todopoderoso agente luso Jorge Mendes ha escrito un nuevo capítulo que hace ver la cada vez mayor pérdida de poder del representante portugués en el club madridista

  • Mendes sabe que el próximo verano es la última ocasión para obtener otro pelotazo económico con el traspaso de Cristiano Ronaldo, para lo cual amenaza al presidente blanco con llevarse al colombiano James Rodríguez en el supuesto de no dejar salir al crack luso




Segundo capítulo de la batalla de representantes que se está llevando a cabo entre dos de los más importantes representantes de jugadores del mundo con el Real Madrid como escenario. Si hace tan sólo unos días informábamos del trasfondo que se ocultaba tras las críticas del representante de Gareth Bale a Cristiano Ronaldo, unas críticas que escondían la nueva situación que se está perfilando en el club blanco en cuanto a representantes se refiere, dejando a un lado al otrora omnipresente Jorge Mendes, ahora es el agente portugués el que ha decidido pasar a la carga con una amenaza dirigida al presidente del Real Madrid: o accede a sus exigencias o se lleva a James del Real Madrid.

Un poder poco recomendado



No hace muchos años paseaba por los pasillos del Santiago Bernabéu con verdadera autosuficiencia, la que le daba el haber llevado al Real Madrid a gran parte de los ídolos del club blanco de por entonces, incluido al mediático José Mourinho. Hasta tal punto el representante portugués Jorge Mendes se paseaba a su antojo por las oficinas blancas que muchos llevaron incluso a señalar que en el club de Chamartín no se hacía ni un solo fichaje sin el visto bueno o al menos el conocimiento del conocido agente luso.

Hasta tal punto era el poder que el representante de figuras como Cristiano Ronaldo o Ángel Di María tenía en el club que incluso el prestigioso The Wall Street Journal se tomó el tiempo y la molestias necesarias para publicar un artículo en el que ponía en serio entredicho el poder que se le estaba concediendo a Mendes dentro de la entidad blanca, una de las más importantes del mundo según comentaba el propio diario.

El frustrado fichaje de Falcao



Sin embargo, las relaciones con las altas esferas blancas comenzaron a torcerse hace ahora apenas un año. Mendes presionó hasta el extremo a los dirigentes madridistas para conseguir llevar al colombiano Radamel Falcao, otra de sus estrellas, al club blanco, una opción con la que no comulgaban ni el por entonces cuerpo técnico, dirigido por Carlo Ancelotti, ni la propia directiva, encabezada por su presidente. Al final, Falcao acabó en el United, donde apenas disputó partidos y salió a finales de la pasada campaña con destino al Chelsea británico.

La situación se suavizó con la salida de Di María con destino al United que dejó una buena cantidad de millones en las arcas del Real Madrid, previa comisión, que duda cabe, multimillonaria para el todopoderoso agente. Sin embargo, las relaciones nunca volvieron a ser las que fueron. La gota que colmó el vaso en dichas relaciones fue el fiasco del fichaje de David De Gea por el Real Madrid hace apenas unos meses, otro jugador representado por Mendes y que no pudo llegar a la entidad madridista por haber presentado la documentación apenas unos minutos después de que se cerrara el plazo mientras Mendes gestionaba en Mónaco el traspaso de Anthony Martial al Manchester United, el fichaje más caro de la pretemporada.

Mendes amenaza a Florentino con llevarse a James al PSG



Ahora, con la llegada del cambio que ya vaticinó el representante de Gareth Bale, en el club blanco comienzan a mover las fichas suficientes para tratar de quitar protagonismo y peso específico a Mendes dentro de la entidad. Y una de las piezas claves para ello es Cristiano Ronaldo, la gran estrella de Mendes. El agente luso sabe que el próximo verano es la fecha clave para sacar a Ronaldo del Real Madrid con destino al United, la última gran oportunidad para sacar tajada de un traspaso que según se dilate en el tiempo se va a ir depreciando dada la edad del jugador.

En este sentido, los pensamientos de Mendes coinciden con los del presidente madridista, pero no las formas. Así, mientras que Mendes cree que con una oferta de unos 80 millones de euros el Real Madrid se puede dar por bien pagado, en la Casa Blanca consideran que por menos de 100-120 millones de euros Cristiano no saldrá del Real Madrid.

Ese tira y afloja ha llevado a Mendes a perder la paciencia con Florentino y lanzarle un órdago en forma de amenaza que no ha sentado nada bien en la directiva blanca: o deja salir a Cristiano por ese precio o el próximo verano el que saldrá será James Rodríguez con destino al PSG, un jugador con un cartel excelente pero por el que nadie pagaría más de 60-70 millones de euros, una cifra más que asequible para los jeques del club parisino y que dejaría a Florentino con un Ronaldo en la plantilla depreciándose a cada mes que pase y a un James fuera de ella, una de las grandes alternativa para cubrir la plaza que deje el portugués en el club a nivel mediático.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top