Lim se entromete en los planes del Madrid y Mendes para la salida de Cristiano
  • El internacional luso del Real Madrid firmó el pasado mes de Junio un contrato de cesión de derechos de imagen con Mint Media, compañía propiedad del actual dueño del Valencia, Peter Lim, por la que se hizo con el 50% de los derechos de imagen del jugador

  • El objetivo de Lim es llevar a Cristiano lo antes posible de vuelta al Manchester United, el club de todo el mundo que más tirón tiene en el mercado asiático, uno de los objetivos de la alianza firmada entre las partes

  • Las intenciones de Lim contrastan con los deseos de Florentino Pérez y del propio Jorge Mendes, más interesados en traspasar al jugador al PSG, dispuesto a dar más dinero por la operación




Últimos días del pasado mes de Junio. Apenas unos días antes del inicio de la pretemporada oficial de la mayor parte de equipos europeos surge una noticia dentro de la industria del marketing deportivo que pasa prácticamente desapercibida para la mayoría de aficionados pero con una enorme trascendencia dentro del sector: Cristiano Ronaldo, uno de los dos mejores jugadores del mundo junto con el internacional argentino Leo Messi acababa de firmar un importante acuerdo con Mint Media, una compañía perteneciente al actual presidente del Valencia, Peter Lim, íntimamente relacionado con Jorge Mendes, a su vez agente del jugador, por la cual el crack madridista ponía en manos de la firma asiática el 50% de los derechos de imagen del mismo (el otro 50% está en posesión del Real Madrid) con el objetivo de explotar y rentabilizar la imagen del portugués en territorio asiático. Hoy, casi cinco meses después, el acuerdo con Mint Media se interpone en los planes de futuro que el presidente madridista tiene para el futuro del jugador portugués, un futuro muy lejos de la entidad blanca.

Rentabilizar la salida del Real Madrid



Hace tan sólo una semana informábamos del acuerdo al que habían llegado el máximo dirigente madridista, Florentino Pérez, y el superagente Jorge Mendes, representante de Cristiano Ronaldo, para cerrar un objetivo común: concretar la salida del jugador portugués de la entidad blanca por una mera coincidencia de intereses: Florentino considera que es el momento idóneo para rentabilizar en cierto modo la salida del club del jugador portugués antes de que el mismo se deprecie aún más mientras que Mendes estima que ésta es, quizás, la última oportunidad para sacar provecho con el traspaso del jugador, muy probablemente el último que pueda ser considerado como un pelotazo para el superagente luso.

El acuerdo se basaba en una realidad más que evidente: el presidente madridista ha visto como en apenas un año ha pasado de recibir ofertas por el jugador portugués de cerca de 200 millones de euros a ver reducida, en el mejor de los casos, las mismas actualmente a la mitad. Por su parte, Mendes estima que el tiempo del jugador en el Real Madrid ha concluido por lo que es el momento idóneo para explotar comercialmente un nuevo traspaso a uno de los clubes interesados en su fichaje.

Por si fuera poco, las pretensiones de uno y otro igualmente coinciden: ambos consideran que el destino del jugador debe ser el PSG, donde los propietarios árabes sí parecen dispuestos a abonar cerca de 120 millones de euros por incorporar al crack luso, un acuerdo que satisface a ambas partes por los intereses pecuniarios que para cada una de ellas reporta.

Lim se entromete en los planes del Madrid para la salida de Cristiano



Sin embargo, el contrato firmado el pasado mes de junio entre el jugador portugués y Mint Media, empresa propiedad del actual dueño del Valencia, ha supuesto la aparición de un importante obstáculo en los planes comunes acordados entre el Real Madrid y Jorge Mendes para el destino del jugador.

Mint Media tiene como objetivo fundamental explotar la imagen del jugador y llevarla a su máxima expresión en un mercado tan sumamente atractivo como el asiático, lo que traducido supondrá la llegada a las arcas del jugador, su representante y la propia Mint Media de una cifra valorada en millones de euros. Para ello, Mint Media considera que el tiempo de Cristiano Ronaldo en la entidad madridista ha llegado a su fin pero con unos planes muy diferentes para los que tienen para su salida Florentino Pérez y Jorge Mendes, un representante que paradójicamente es una de las piezas claves de Lim en el Valencia.

Así, el propio Lim considera que la salida de Cristiano Ronaldo debe llevarse a cabo lo antes posible pero no a una liga como la francesa con el PSG al frente sino a una competición como la Premier League británica, con un retorno al Manchester United que aseguraría una tasa de retorno más que interesante para los intereses de Mint Media y no sólo en el mercado británico.

Lim considera que la Premier, con el United a la cabeza, es la liga dominadora entre los aficionados en Asia por lo que si de explotar la imagen comercial de Cristiano en ese mercado se trata que mejor que hacerlo con el club que más seguidores arrastra dentro del mercado asiático. Por tal motivo, Mint Media, propietaria de la mitad de los derechos comerciales del jugador, pugna porque la salida sea más proclive a los intereses de la compañía presidida por Peter Lim, esto es, al Manchester United y el retorno a la Premier League.

Sin embargo, este interés choca con los intereses del presidente madridista y el agente del jugador. Ambos saben que si hay un club que puede abonar los 120 millones de euros con los que ambos se darían por satisfechos ese club no sería otro que el PSG con los petrodólares que le inyectan los dirigentes árabes. El United no procedería a abonar más de 80 millones de euros, aproximadamente lo que costó en el momento de su traspaso al Real Madrid. Además, las relaciones entre el club madridista y el británico no atraviesan su mejor momento tras el frustrado traspaso de David De Gea al Real Madrid, un fiasco que dejó la imagen de la entidad blanca muy dañada, algo que no ha olvidado el dirigente blanco.

El asunto se torna bastante complicado y, en el colmo de males para todas las partes, podría dar lugar a que ninguno de ellos viera satisfecho sus intereses y el jugador permaneciera en el Real Madrid otra temporada más, una solución, a día de hoy, que no satisface a ninguna de las partes implicadas en la operación.


Encuesta Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top