Las marcas buscan solución al escándalo ruso de dopaje
  • Desde diferentes ámbitos ya se trabaja para que las grandes estrellas del atletismo ruso puedan competir en Río 2016 bajo la bandera olímipica ante el temor de que se pueda castigar a la Federación Rusa con una exclusión total de dichos Juegos

  • La amenaza se hace aún mayor ante la posibilidad de que otras muchas federaciones deportivas de Rusia puedan estar afectadas por el escándalo por lo que las marcas y firmas comerciales patrocinadoras de esas grandes estrellas ya trabajan en diferentes alternativas para ver a sus representados en los Juegos de Río




El escándalo lo abrió hace apenas dos semanas la Agencia Mundial Antidopaje con unas informaciones en las que acusaba a la Federación Rusa de Atletismo de incumplimiento generalizado de las normas antidopaje que todas las Federaciones deportivas deben cumplir y sospechas más que fundadas de la implantación de un sistema generalizado y continuo dentro del deporte ruso para la obtención, apoyado en dicho sistema, de resultados deportivos beneficiosos para los intereses del país. Hoy, tras el enorme revuelo que dicha información generó dentro del mundo del deporte, observamos como desde otro sector íntimamente relacionado, el del marketing deportivo y el mundo de los negocios que rodea al mismo, ya se trabaja para que las grandes estrellas rusas puedan estar presentes en los Juegos de Río 2016.

Bajo bandera olímpica



Los recientes casos sistemáticos de doping en atletas rusos han dado como resultado la suspensión por parte de la Federación Internacional de Atletismo, aunque sea provisional, de la participación de los atletas pertenecientes a la Federación rusa en todo acontecimiento deportivo, una decisión que podría extenderse a otras Federaciones deportivas ante el temor de que dicho sistema de dopaje sea mucho más amplio y generalizado del que ya se presume.

Así, según la Agencia Mundial Antidopaje, este sistema de dopaje contó con el apoyo incondicional del estado, lo que hace del mismo un hecho más grave y que puede propiciar, definitivamente, la expulsión de Rusia de su participación en la próxima cita olímpica, los Juegos de Río 2016.

Las marcas buscan solución al escándalo ruso de dopaje



Por dicho motivo, desde diferentes ámbitos del sector y de la industria deportiva ya se está trabajando para tratar de que las grandes estrellas del deporte ruso estén presentes en dichos Juegos aunque sea bajo otra bandera. Para ello, se baraja que estrellas como Yelena Isinbayeva y otros grandes de dicho deporte comiencen a evaluar la posibilidad de acudir a Río bajo la bandera olímpica, una bandera que agrupa a deportistas de países sin Comité Olímpico nacional o a otros pertenecientes a países que ya no existen, como las Antillas Holandesas.

Bajo esta posible solución a nadie escapa la presión que están ejerciendo los grandes sponsors y patrocinadores de dichos deportistas y federaciones para tratar de minimizar al máximo el escándalo que el sistema continuado de dopaje destapado en el deporte ruso está provocando a las principales compañías comerciales que ya ven como una seria amenaza el daño a su propia imagen que este hecho puede estar generando. Una no participación de dichas estrellas en los Juegos de Río puede traer como resultado consecuencias nefastas para sus inversiones.


Encuesta Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top