La tensión Rossi - Márquez se traslada a las marcas
  • Movistar ha decidido suspender la fiesta de final de temporada que tenía previsto celebrar la semana que viene mientras que Yamaha ha dejado sin efecto la que iba a llevar a cabo el próximo sábado en la zona VIP del circuito de Cheste por sus 60 años de historia dentro del mundo del Motociclismo




Llegó el gran día. El fin de semana en el que se dilucirá qué piloto se hace finalmente con el título de Campeón del Mundo de MotoGP. Pero, sobretodo, llegó el momento de volver a ver sobre las motos a los dos nombres que han monopolizado el protagonismo dentro del mundo del motor desde hace quince días: Valentino Rossi y Marc Márquez después del incidente del último Gran Premio y en el que se manifestó las diferencias existentes entre ambos pilotos a los que une, paradójicamente, una importante relación empresarial toda vez que Rossi es el encargado de gestionar, a través de una de sus empresas, los derechos de imagen de Márquez en todo el mundo. Sin embargo, la tensión existente entre ambos pilotos ha conseguido trasladarse al mundo del marketing deportivo, con importantes consecuencias para sus sponsors.

La tensión Rossi - Márquez se traslada a las marcas



La tensión que se vive en estos momentos dentro del mundo del motociclismo es tal que la misma ha calado ya a las firmas y marcas comerciales involucradas en este deporte. Tal es así que Movistar, una de las principales firmas patrocinadoras del circuito, sponsor principal de Yamaha, ha decidido suspender la fiesta de fin de temporada que tenía previsto celebrar la próxima semana en Madrid.

Igual decisión ha seguido Dorna, la firma encargada de la organización del Mundial que ha suspendido la conferencia de prensa, que se presumía multitudinaria, que se celebra de manera tradicional los jueves y en la que iban a comparecer Rossi, Márquez y Lorenzo.

Yamaha también suspende sus actos



Pero no queda ahí el asunto. La propia Yamaha, que tenía previsto celebrar una multitudinaria fiesta por sus 60 años de historia dentro del mundo del motociclismo este mismo sábado, en la elitista zona VIP del circuito de Cheste, ha decidido suspender igualmente la misma ante el mal ambiente que se vive dentro de su equipo.

A pesar de que tiene motivos más que sobrados para llevar a cabo la misma (ha conquistado el título de constructores y uno de sus dos pilotos será el campeón de la prueba reina, MotoGP, donde ha dominado con mano dura Márquez los dos últimos años), la marca japonesa considera suficiente que existe suficiente tensión en el ambiente como para llevarla a cabo.

La tensión que se vive, a tres bandas, entre Rossi, Lorenzo y Márquez, ha traspasado el ámbito meramente deportivo para instalarse en el aspecto puramente comercial, un hecho inaudito y que amenaza con afectar a la imagen de marca de las firmas afectadas.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top