La FIBA contraataca anunciando su Champions League
  • La FIBA contrataca al proyecto de "NBA europea" propuesto por la Euroleague y la consultora IMG con una Champions League de Baloncesto que reuniría a los clubes que, de inicio, no podrían participar en la nueva competición propuesta por la Euroleague e IMG




El enfrentamiento entre dos de las instituciones más prestigiosas dentro del mundo del baloncesto, la Federación Internacional de Baloncesto, FIBA, y la Euroleague, es cada vez más patente. La disputa que ambas mantienen por la organización de la principal competición de clubes de baloncesto del mundo tras la NBA, la Euroleague organizada por organización de mismo nombre, está dando lugar a un enfrentamiento total y frontal entre ambas instituciones que amenaza con una división radical del baloncesto europeo en dos bandos cuyas consecuencias, a día de hoy, de cara al futuro, son de difícil previsión. El último capítulo de este libro aún sin terminar lo ha dado la FIBA con el anuncio de una competición paralela a la que pretende convertir en su propia Champions League.

La "NBA" de la Euroleague



Hace tan sólo unas semanas conocíamos el acuerdo alcanzado entre la Euroleague de baloncesto y la prestigiosa consultora de marketing deportivo IMG cuyo objetivo no era otro que el de la creación de una nueva competición, una especie de "NBA a la europea", en el que se daría cobijo a una de las pretensiones más demandadas por los principales clubes de Europa: que la Euroleague fuese una suerte de competición cerrada donde tan sólo se daría entrada a tres o cuatro nuevos equipos por temporada, siempre con la salida previa de otros en el mismo número.

La decisión provocó, como no podía ser de otra manera, un auténtico cisma en el baloncesto europeo, que vio como los clubes que se quedaban fuera de esos planes de ambas entidades ponían el grito en el cielo y amenzaban con crear otra competición paralela que hiciera frente a esa "NBA europea" que pretendían crear la Euroleague e IMG.

La FIBA contraataca anunciando su Champions League



Y esas discrepancias a altos niveles que se está generando en la cúpula de los grandes clubes europeos al respecto ha sido aprovechada por la FIBA, para muchos el organismo que desencadenó todo este proceso con su demanda a la Euroleague de hace tan sólo unos meses y tras la que se ocultaba un intento real de hacerse con la competición, para ponerse de parte de esos clubes que quedarían fuera de la competición reina del basket europeo y organizar lo que sería su propia Champions League de Baloncesto.

Así, el organismo ha abierto la puerta de par en par de la nueva competición a esos grandes clubes marginados por la Euroleague para que se unan al proyecto de la Basketball Champions League, que contaría con una propuesta a los mismos de 30 millones de euros, una gestión compartida al 50% y hasta ocho equipos participantes fijos. El proyecto cuenta con el apoyo unánime de federaciones como la alemana, la española, la rusa, la francesa, la italiana, la turca y la griega, es decir, las más importantes del panorama europeo de la canasta pero no así con el de los principales clubes de Europa, entidades como CSKA de Moscú, Maccabi Tel Aviv, FC Barcelona, Real Madrid o Laboral Kutxa, que ya han anunciado que se unirán al proyecto de la Euroleague.

Esta dualidad de competiciones amenaza con provocar un verdadero cisma en el basket europeo que, en opinión de muchos especialistas dentro del sector de la industria del marketing deportivo, a la larga iría en detrimento del potencial y atractivo comercial que ambas competiciones, de existir por sí solas, tendrían para las firmas y marcas más importantes del mundo.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top