Impacto del fútbol femenino con el Mundial de Canadá
  • La Federación de Fútbol Canadiense y la FIFA han hecho público los exitosos datos económicos y de audiencias de la Copa del Mundo Femenina 2015 y la Copa del Mundo Femenina sub20 2014 que acogió el país norteamericano hace tan sólo unos meses




Ahora que el deporte femenino en general y el fútbol dentro del mismo en particular parecen estar de boca de todo el mundo, sobretodo de  las grandes organizaciones (aunque en muchos casos no sea para bien como la noticia comentada hace tan sólo unos días del rechazo continuo de la Real Federación Española de Fútbol a propuestas de patrocinio para la Liga de Fútbol femenina de manera continuada que ha provocado la interposición de una demanda contra la misma), la FIFA ha dado razones de peso que respaldan el apoyo y dedicación, cada vez mayor, que las marcas y casas comerciales dispensan a un deporte en auge como es el fútbol femenino, publicando el impacto económico que tuvo el Mundial de Fútbol Femenino de Canadá celebrado hace tan sólo unos meses.

350 millones de euros



La Federación de Fútbol Canadiense, Canada Soccer, junto con la FIFA, han hecho públicos los datos referentes al impacto económico que la organización de la pasada Copa del Mundo de Fútbol Femenino 2015 y la Copa del Mundo de Fútbol Femenino sub20 del año 2014 generaron en la economía canadiense con unos datos que vienen a confirmar y dar razón al interés, cada vez mayor, de las marcas comerciales por este el deporte femenino.

Así, ambos eventos tuvieron un impacto de casi 350 millones de euros, una cifra que supera con creces las previsiones más optimistas que tanto desde la Federación canadiense como desde la propia FIFA habían previsto hasta el punto de constituir un 45% más de las mismas.

Récord sin precedentes



Las dos competiciones objeto del estudio tuvieron un récord sin precedentes a todos los niveles en una competición FIFA que no sea la FIFA World Cup masculina. Así, la audiencia global de televisión se disparó hasta resultados sorprendentes hasta para los propios organizadores. Pero si ésta fue imporatnte, mucho más lo fue la asistencia real a los estadios, estableciendo un nuevo récord en FIFA para una competición que no sea la citada Copa del Mundo pero para su edición masculina.

En este sentido, casi 1.400.000 espectadores acudieron a los estadios para presenciar los encuentros del Mundial de Fútbol Femenino 2015, lo que se tradujo igualmente en un importante efecto llamada a la hora de cuantificar a los turistas que se sintieron atraídos por ambas competiciones y acudieron a Canadá para presenciarlas.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top