El rugby enamora a Turkish Airlines
  • La aerolínea turca ha estampado su firma para vincular su imagen durante las próximas tres temporadas a la Europecan Rugby Champions y a la Callenge Cup, una asociación que supone la inmersión de la compañía aérea en un deporte como el rugby como nuevo medio de expansión de su imagen y marca a nivel internacional




Recién finalizado uno de los Mundiales de Rugby más importantes tanto a nivel deportivo como mediático y comercial organizado en los últimos años que ha deparado como ganador a los All Blacks neozelandeses, el interés que el mismo ha logrado despertar en las firmas y marcas comerciales más importantes del mundo ya comienza a dar sus primeros resultados en forma de nuevos e importantes patrocinios vinculados al mundo de este deporte.

El rugby enamora a Turkish Airlines



Nada más concluir, hace apenas un par de semanas, una nueva edición de la Rugby World Cup, la Copa del Mundo de Rugby que aúna en torno a ella a las principales selecciones de este deporte y que este año se ha disputado en suelo británico, compartiendo organización Inglaterra y Gales, las marcas han comenzado a descubrir el enorme potencial que aúna para sí, tanto mediática como comercialmente un deporte que hasta ahora no llamaba demasiado la atención para las mismas: el rugby.

Así, y como fruto del enorme éxito tanto organizativo, deportivo, mediático y comercial que ha supuesto la celebración de esa nueva edición de la Rugby World Cup, una de las firmas que más vinculadas está con la utilización del mundo del deporte como canal para expandir y consolidar a nivel internacional su marca, la aerolínea turca Turkish Airlines ha sido la primera en dar un paso al frente y unir sus designios a los de este deporte en otra de sus competiciones más importantes fuera del Mundial.

Nuevo sponsor



En este sentido, la aerolínea ha informado de su nueva alianza para patrocinar la European Rugby Champions y la Challenge Cup, lo que supone un paso al frente más en su apuesta por el patrocinio deportivo como estrategia de expansión e internacionalización de su marca.

El acuerdo alcanzado entre las partes tendrá una duración de tres años para prolongarse hasta el final de la temporada 2017/2018 y supone un importante avance en el potencial comercial de la competición que puede suponer, además, un efecto en cadena en el resto de firmas y marcas comerciales y que puede convertir al rugby, como deporte, en el nuevo escenario donde las principales marcas y firmas de todo el mundo deparen sus batallas en pos de lograr la mayor repercusión posible.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top