El Barcelona lleva demasiado lejos su Barçaween
  • Sigue coleando en redes sociales y medios de comunicación en España la particular celebración de Halloween que varios jugadores del FC Barcelona llevaron a cabo nada más concluir su encuentro ante el Getafe

  • A las críticas por la falta de respeto mostrada por dichos jugadores hacia los compañeros rivales y la propia entidad, se une ahora unas polémicas fotografías de cómo quedó el vestuario utilizado por el FC Barcelona tras la fiesta de Halloween que organizaron, una fiesta que está provocando un daño irreparable a la imagen del club




Estaba llamado a ser una simple estrategia de marketing de tantas que se suelen poner en marcha en los clubes de fútbol (y entidades deportivas en general) para tratar de aprovechar la celebración de una festividad como Halloween, cada vez más arraigada en España. Sin embargo, el departamento de marketing correspondiente de la entidad azulgrana decidió ir un paso más allá, un movimiento fatal que ha acabado afectando a la imagen del club y que está en boca de provocar una complicada crisis de reputación de la que costará salir a la entidad blaugrana.

Un Haloween "Made in Barça"



Informábamos de ello hace apenas una semana. El FC Barcelona era una de las primeras entidades deportivas dentro del fútbol español en sumarse a la festividad de una celebración típicamente norteamericana pero que con el paso de los años y gracias a los esfuerzos de la publicidad y el marketing por ello, ha ido comiendo terreno sobremanera a la fiesta que en esta misma época se ha venido celebrando en España desde hace años.

Así, desde la entidad azulgrana pusieron en marcha su particular Halloween versión Barça para dar a luz a la concepción del Barçaween, una manera, según el propio club, diferente de celebrar Halloween y para el que la entidad preparaba una serie de actividades y celebraciones para festejar la fiesta más terrorífica como un 'photocall' zombi y maquillaje con temática de terror en el Boulevard. Además, el mismo Boulevard, el Museo, el Palau Blaugrana, la pista de hielo y los diferentes puntos de restauración iban a estar especialmente decorados y dispondrán de la animación de actores representando momias, vampiros u otros monstruos tanto o más espantosos. Pero el Barça preparaba algo más, un "algo más" que ha acabado por irse de las manos de la entidad.

El Barcelona lleva demasiado lejos su Barçaween



Lo que pocos sabían era que esa iniciativa del club iba a exigir una colaboración cómplice y necesaria a varios de los integrantes de la primera plantilla azulgrana en su viaje a Getafe, un partido celebrado en Madrid donde el club acabó ganando por 0 goles a 2 y del que se habla más por todo lo que ocurrió inmediatamente después a la conclusión del encuentro que por lo visto sobre el propio terreno de juego.

Así, varios jugadores de la primera plantilla azulgrana, entre los que estaban Gerard Piqué. Luis Suárez o Neymar, interrumpieron la rueda de prensa postpartido que en esos momentos estaba dando el jugador del Getafe Víctor Rodríguez para entrar en la sala ataviados con disfraces de Halloween y dando gritos. A partir de aquí, la estrategia del FC Barcelona para festejar dicha festividad ha acabado en una grave falta de respeto al Getafe y en un importante daño a la marca del club, un club que estaba encargado de organizar toda la acción como lo demuestra la presencia de un fotógrafo oficial del club en esta particular celebración para inmortalizar el momento y después poder recogerlo en la propia web del FC Barcelona.

Un daño irreparable



Para colmo de males para la entidad, los jugadores del FC Barcelona se encargaron de darle al vestuario madrileño un toque Halloween para lo que no dudaron en utilizar pinturas y sprays de color rojo, hecho que ya ha sido denunciado ante los medios por el propio presidente de la entidad madrileña.

El daño ya está hecho. Y la imagen que ha dado el FC Barcelona como entidad es, según consideración de varios especialistas en marketing deportivo, la peor que se ha llevado a cabo en mucho tiempo. La falta de respeto hacia unos compañeros de profesión, los jugadores del Getafe, aún fastidiados por la derrota, deja muy poco que decir, en opinión de muchos, de la elegancia de un club al que muchos consideran perdió la orientación en este sentido tras la marcha de dos puntales básicos dentro del vestuario culé como Xavi Hernández y Carles Puyol, un Puyol que se encargó de llamar personalmente desde Nueva York a sus ex compañeros para criticarles por su actitud e instarles a emitir un comunicado de disculpas.

Lo que nació siendo una original iniciativa para celebrar Halloween en el Camp Nou puede convertirse en una de las peores pesadillas para la marca Barça. Definitivamente, a alguien en la entidad se le ha ido la mano llevando demasiado lejos el particular Barçaween azulgrana.



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport



Participa y comenta esta noticia

 
Top