Al Barça le sale un aliado para presionar a Nike a la renovación: la lesión de Messi
  • La lesión del internacional argentino ha hecho que el brasileño Neymar destape el tarro de las esencias que tiene su fútbol hasta haber convencido al Camp Nou y haber hecho olvidar el largo periodo de ausencia de Messi sobre el terreno de juego

  • Pocos ponen en duda que será el brasileño el encargado de comandar al FC Barcelona en el corto y medio plazo, lo que quiere ser aprovechado por la directiva azulgrana para presionar a Nike a la renovación con aquello que siempre deseó la marca: que el crack con mayúsculas del FC Barcelona fuera embajador suyo




26 de Septiembre de 2015. Estadio Camp Nou. El FC Barcelona se enfrenta en partido liguero a la Unión Deportiva Las Palmas, un encuentro sobre el papel cómodo para el cuadro azulgrana y que, sin embargo, acabó doblegando al equipo insular por un apretado 2 a 1 que puso en vilo a la afición blaugrana hasta prácticamente el final del partido. Sin embargo, si hubo una circunstancia que en ese choque llevó la incertidumbre a todo el barcelonismo fue la lesión, de gravedad, del internacional argentino Leo Messi, debido a la cual estaría alejado de los terrenos de juego algo más de mes y medio, un imprevisto que llevó la alarma a la entidad azulgrana y que, sin embargo, se ha convertido en la mejor aliada de la directiva catalana para presionar a Nike en sus negociaciones para la renovación con la firma norteamericana como sponsor técnico y con las cantidades pretendidas por el club.

Una lesión "providencial"



Desde el mismo instante en que se produjo la lesión del internacional argentino y se confirmó la gravedad de la misma y el tiempo que estaría alejado de los terrenos de juego, una nube de pesimismo se instaló en el entorno azulgrana ante la compleja situación deportiva que se avecinaba, y donde la ausencia de Messi y su incidencia sobre el juego de los de Luis Enrique se convertía en motivo de acaloradas tertulias deportivas en medios de comunicación y redes sociales.

Sin embargo, lo que nadie esperaba era que otro internacional, esta vez brasileño, el joven Neymar, apareciera finalmente como la figura por la que se le fichó y comenzara a comandar la reacción azulgrana haciendo casi olvidar la ausencia del argentino durante todo este periodo, con una libertad de movimientos que no tiene cuando está Messi sobre el césped que ha propiciado dejar en la retina de los aficionados culés actuaciones memorables.

Al Barça le sale un aliado para presionar en su renovación a Nike: la lesión de Messi



Pero no quedan aquí las "buenas" noticias para el Barça. La irrupción de Neymar mostrando su mejor versión, por la cual se le fichó, se ha convertido en la mejor aliada de la directiva azulgrana a la hora de presionar a Nike para acceder a las pretensiones económicas que pide el club catalán para renovar con la firma norteamericana.

En Nike no han llevado nunca demasiado bien que el verdadero guía del club blaugrana sea el argentino, el principal embajador de la marca alemana adidas, toda vez que ésta aprovechaba los éxistos individuales del argentino con el Barça y colectivos del propio club para hacerlos suyos restando incluso notoriedad a la marca como sponsor técnico del club, una sombra alargada que ha pesado siempre sobre los hombros de Nike y que ahora puede encontrar solución en la irrupción de Neymar.

En el Barça saben de esta enorme preocupación de Nike y para la directiva ha sido fundamental la irrupción de Neymar sin Messi a su lado, corroborando que se puede convertir en el líder del futuro (tiene tan sólo 23 años) para muchos años en el club, algo que en Nike han comenzado a valorar muy positivamente a la hora de permanecer vinculado con el club. Si han permanecido cuando tenían a Messi, embajador de adidas, como referente de la entidad, ¿qué no hacer ahora que puede que se tornen las circunstancias y sea Neymar el que recoja el testigo del argentino?

Buscando acomodo a Messi



La inoportuna lesión de Messi y la irrupción de Neymar ha puesto encima de la mesa de la directiva azulgrana unas perspectivas de futuro hasta hace bien poco impensables: la posibilidad de vender al argentino, a punto de entrar en la recta final de su carrera, y dejar la batuta de la dirección tanto deportiva como comercial al brasileño, estrella de Nike.

Para ello, son conscientes que deberán plantearse una de las decisiones más difíciles que puedan llegar a acometer, aunque la llegada de Neymar ayudaría y mucho: vender a Messi. En el club azulgrana saben que todavía pueden sacar un importante pellizco económico con la venta del argentino y para ello, buscan el reflejo en la situación que vive actualmente su gran rival el Real Madrid con su gran estrella Cristiano Ronaldo, metido de lleno en esa recta final de carrera a la que se asoma Messi y que ha provocado que de los 150 o 200 millones de euros que se pagaba por el crack luso hace apenas una o dos temporadas se haya pasado a una devaluación de casi el 50%, obteniendo en la actualidad ofertas que apenas superan los 80-90 millones de euros.

En el Barcelona no quieren vivir esa situación. Temen que la valoración actual del argentino, unos 250 millones de euros, se deprecie a marchas forzadas con el paso del tiempo, y más si Neymar coge, como parece que así será, el testigo del astro de adidas para comandar al Barça en los próximos años. Y aunque pueda parecer una cifra disparatada, hay un club dispuesto a poner esa cantidad de dinero para hacerse con los servicios de Messi de manera inmediata: el PSG francés.

Para complicar aún más el asunto, la situación financiera que vive el club no vaticina nada bueno para el destino de Messi en la entidad catalana: con un límite salarial a punto de ser rebasado (el club tiene 419 millones de gasto en este concepto, a tan sólo dos millones de euros del límite impuesto como máximo por la FIFA para el caso del Barça), la renovación con Qatar se antojaba fundamental para poder elevar el mismo, algo que la paralización de las negociaciones ha agravado aún más.

El tiempo corre a favor de Nike, el FC Barcelona y Neymar. Nunca una lesión provocó tantas reacciones en cadena hasta el punto de sacar del club a la gran estrella del Barça de los últimos años: el argentino Leo Messi.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top