adidas quiere revolucionar la natación
  • La marca activa su estrategia para los Juegos Olímpicos de Rio 2016 en el mundo de la natación, un sector donde tanto ella como Nike no gozan del protagonismo mayoritario que pueden tener en otros deportes más populares




Fútbol, tenis, baloncesto... Pocos son los deportes donde las dos principales firmas de ropa deportiva, adidas y Nike, no hayan fijado sus objetivos en ellos para establecer nuevos escenarios para una batalla que, lejos de disminuir con el paso del tiempo, acrecienta sus combates con el objetivo de conquistar cada vez mayor cuota de mercado. Sin embargo, uno de estos deportes en los que hasta ahora dicho protagonismo quedaba reservado a otras marcas más especializadas en él, la natación, ha comenzado a ver como estas dos gigantes del sector fijan sus ojos en el mismo para sacar un rendimiento hasta ahora casi ínfimo a su explotación.

adidas quiere revolucionar la natación



Marcas como Speedo o Arena han comenzado a ver con recelo como una de las dos compañías más importantes del sector de la ropa deportiva, adidas, ha comenzado a hacer sus primeras incursiones en un deporte reservado casi exclusivamente hasta ahora a estas marcas especializadas por completo en este apartado.

Así, la multinacional alemana ha presentado de manera oficial el primer traje concebido de manera exclusiva para el mundo de la natación con el objetivo fundamental de sacar el mayor rendimiento posible al esfuerzo de los nadadores sobre las aguas de las piscinas en las competiciones en las que participan.

Llega el adizero XVI



Así, la compañía se ha encargado de coordinar un duro proyecto en el que ha implicado a físicos, biomecánicos y un largo grupo de profesionales de distintas disciplinas académicas para el diseño de un traje de baño llamado a revolucionar el mundo de la natación.

De este modo la marca alemana ha presentado de manera oficial el adizero XVI, el traje de baño capaz de obtener de los nadadores el mayor rendimiento sobre las aguas, hacerlos más veloces y conseguir con ello obtener sus marcas y resultados.

Ahora que los Juegos Olímpicos de Río 2016 ya se ven en el horizonte, la marca ha presentado dicha colección con el campeón brasileño César Cielo, al que ha convertido en especial embajador, junto con Michael Andrew y Allison Schmitt, de una prenda con la que espera reclamar para sí el protagonismo en la cita olímpica y, con ello, el reclamo para que lleguen a las marcas nuevos embajadores ahora en los portfolios de esas firmas más especializadas.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top