adidas ganó 683 millones en los tres primeros trimestres
  • La marca alemana adidas ve como los cambios puestos en marcha para corregir la tendencia a la baja que presentó la firma en gran parte de los meses del ejercicio 2014 están dando sus frutos en este 2015 con un incremento de hasta el 7,6% en el beneficio neto con respecto al año anterior




El mundo del deporte está lleno de paradojas. Si a ello le sumamos la incertidumbre que lleva siempre asociada el mercado económico, esas contradicciones se multiplican de manera exponencial. Y si no que se lo pregunten a la multinacional alemana adidas, que ha cambiado las malas caras de un año tan importante como fue el mundialista 2014, con unos números que obligaron a la firma a retocar sus previsiones de crecimiento en varias ocasiones a pesar de tener a favor la celebración de un evento como el Mundial de Fútbol de Brasil, auspiciado por la propia firma alemana, y que provocó incluso el aviso por parte de los grandes inversores de la compañía a su propio CEO, Herbert Hainer, a tan sólo unos meses después, y tras una seria reorganización de sus objetivos a escala mundial, comenzar a presentar unos números considerablemente mejores que los del último ejercicio.

adidas ganó 683 millones en los tres primeros trimestres



El gigante alemán de ropa deportiva, adidas, ha presentado hace tan sólo unas horas los resultados económicos y sus balances correspondientes a los tres primeros trimestres del año, unas cuentas que llevan asociadas un incremento en el beneficio neto del 7,6% respecto al mismo periodo del año 2014, lo que eleva el montante final hasta los 683 millones de euros, gracias sobretodo al crecimiento experimentado por la marca matriz, adidas, y por su filial Reebok, hasta ahora un verdadero lastre para la multinacional.

Según ha informado la propia adidas, la facturación en este periodo se incrementó casi un 17% hasta alcanzar los 12.748 millones de euros, unos números que podrían haber sido inferiores si no hubiera estado presente la debilidad del euro. Así, adidas reconoce que sin los efectos favorables del tipo de cambio del euro, el volumen de negocios habría alcanzado tan sólo el 9%.

Previsiones al alza



Esta misma debilidad del euro propició que se mantuviera la facturación en el  nuevo Talón de Aquiles de adidas, su división para el mundo del golf, TaylorMade, en el que la compañía ha puesto en marcha un plan de reestructuración similar al que ya acometiera con Reebok hace tan sólo unos meses debido a la caída de ventas en Europa y América. Si sacamos del análisis este benefactor efecto del tipo de cambio, nos encontramos con un volumen de negocios de TaylorMade en clara tendencia bajista, con un descenso hasta septiembre del 12,7% hasta colocarse en los 678 millones de euros.

Todo ello ha generado que la ganancia operativa de la marca alemana mejorara entre enero y septiembre de 2015 hasta un 17,3%. Estos grandes resultados ha provocado que desde el seno de la marca alemana se haya decidido adoptar una postura radicalmente contraria a la que tuvieron que establecer hace ahora un año. Así, si bien se ha decidido un retoque nuevamente de las previsiones de crecimiento previstas en la compañía para final de año tal y como ocurrió hace ahora doce meses, en esta ocasión esa corrección es para situar una tendencia mucho más alcista de la inicialmente prevista frente a la revisión a la baja que se tuvo que llevar a cabo de las previsiones previstas en el mismo periodo de 2014.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top