• De confirmarse que ni Premier ni La Liga explotarán el naming de sus competiciones, el año que viene tan sólo la Serie A italiana mantendría un nombre comercial para su liga dentro de las 5 grandes de Europa.

  • En 2015 la inversión que las marcas que han patrocinado a Premier, La Liga y Serie A han realizado en este concepto supera los 100 millones de euros




La salida del BBVA del roster de patrocinadores oficiales de La Liga de fútbol en España, ha vuelto a sacar a la luz el futuro de una de las figuras dentro del mundo del patrocinio deportivo a la que más potencial se le auguraba en los años venideros: el naming rights de eventos deportivos. Las dudas que las declaraciones de Javier Tebas, presidente de La Liga, minimizando el impacto que ello tendrá sobre la economía de la competición y dando a entender que ponderarán la oportunidad o no de tratar de alcanzar un acuerdo similar con otro patrocinador que venga a recoger el testigo dejado por el BBVA, da aires a un debate cada vez más intenso dentro del sector acerca de la rentabilidad de este tipo de acuerdos para las competiciones a las que patrocinan y sus respectivas marcas.

La Premier marca el camino



Hace tan sólo unos años era el ejemplo a seguir. La Premier League era una de las primeras competiciones dentro del fútbol europeo en alcanzar un acuerdo de las características que implicaba la venta de sus derechos de naming rights a una entidad comercial. Así, en media Europa futbolística se envidiaba los 55 millones de euros anuales que Barclays iba a desembolsar a la Premier por anteponer su nombre a la competición, una figura a medio camino dentro del naming propiamente dicho que respetaba la marca de la liga británica de fútbol añadiéndole su nombre comercial (a este tipo de acuerdos se le denomina trading right).

A partir de ahí, la mayoría de competiciones europeas se lanzaron a la caza y captura de una firma comercial que viniera a abrir otra vía de ingresos en sus arcas a través del naming de la competición. La Serie A italiana y La Liga española fueron otras de las dos competiciones que rápidamente se unieron a la Premier para explotar comercialmente su nombre.

Sólo la Serie A mantendrá el naming entre las 5 grandes de Europa



Pero todo se torció hace tan sólo unos meses. La Premier y Barclays anunciaban que no renovarían el acuerdo que mantenían y cuando todo el mundo daba por hecho que otra compañía vendría a ocupar su lugar (ofertas no le faltan) responsables de la competición afirmaron estar valorando seriamente mantener la pureza de su nombre para ayudar a internacionalizar su marca por todo el mundo con mucha más potencia y fortaleza.

Así, tras la marcha de Barclays y el BBVA de dos competiciones como la Premier y La Liga, tan sólo la Serie A italiana mantendrá el naming de su competición gracias a su acuerdo con TIM entre las 5 grandes ligas de Europa. A ésta se le podría unir muy pronto la Ligue 1, que ha puesto el asunto en manos de una agencia de marketing para tratar de explotar esta figura. La Bundesliga es la única que no ha mostrado interés por la explotación de dichos derechos.



Aunque el sector es especialmente volátil y puede que finalmente tanto Premier como La Liga den marcha atrás y encuentren a un nuevo patrocinador, no es de descartar que las grandes competiciones europeas comiencen a infravalorar una figura de amplia rentabilidad económica para sus organizaciones pero no de tanto beneficio para la consolidación y fortalecimiento de sus marcas a la hora de expandirlas internacionalmente, al tener que compartir su nombre con el de la marca comercial en cuestión.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top