Nike siembra la semilla de la discordia entre Bayern y adidas
  • La última afrenta de Nike desde el corazón mismo de una entidad como el Bayern de Munich ha provocado una aireada reacción en contra de la marca alemana adidas, sponsor técnico del club y a su vez propietaria, que critica duramente que la entidad germana no haya sido capaz de poner freno en su momento a la afrenta recibida por parte de Nike durante la presentación de Mario Götze como jugador del club hace ahora dos años




Desde que la presentación de Mario Götze por el Bayern de Munich se convirtió en toda una afrenta por parte de la multinacional nortamericana Nike hacia la titular del club alemán, adidas, en la firma germana siempre ha habido la sensación de que el asunto no ha sido cerrado de la manera más adecuada por parte de la entidad bávara. Ahora, más de dos años después, y tras el ataque sufrido desde el corazón del club, desde el mismo vestuario, el tiempo ha venido a dar la razón a todos aquellos que, desde dentro de la propia adidas, consideraron que el Bayern cerraba en falso una situación que, como ha así ha sido, podía agravarse con el paso de los meses.

Un cierre en falso



La historia es conocida por todos. En el verano de 2013, cuando todo estaba preparado para presentar de manera oficial en el Bayern de Munich a uno de los traspasos del año, el jugador alemán Mario Götze, uno de los futbolistas con más proyección dentro del fútbol bávaro que el todopoderoso Bayern lograba arrebatar a base de talonario a su rival el Borussia Dortmund, de manera inesperada la firma norteamericana Nike abrió una nueva manera de hacerse presente en eventos destinados a la mayor gloria de adidas.

La aparición del jugador en plena presentación con una camiseta con el logotipo del swoosh en pleno centro bien visible a todo el mundo generó una verdadera crisis institucional entre el club y uno de sus principales patrocinadores, a la postre propietario minoritario de la entidad, la multinacional alemana adidas, que reclamó a la entidad bávara un mayor cuidado por este tipo de detalles que había propiciado una exposición gratuita y sin parangón a su gran rival desde el núcleo de la propia marca, el Bayern de Munich.

A pesar de que en el club, quizás obligado por la presión mediática que la reacción de adidas había tenido a nivel internacional tanto en redes como en medios, impuso una fuerte multa al jugador por dicho acto de indisciplina, en la firma siempre consideraron que la entidad nunca llegó del todo a adoptar medidas realmente exigentes y duras para evitar que este tipo de actos se volvieran a repetir. De hecho, en los meses posteriores, y en diversas apariciones públicas de la plantilla del Bayern en actos oficiales del club, se pudo volver a ver a Götze luciendo prendas Nike ante la perplejidad de adidas.

adidas no puede con el efecto Götze



Casi dos años después, el tiempo ha venido a dar la razón a la marca alemana al comprobar como el germen de la semilla que plantó en su momento Nike con Götze ha crecido hasta dar un fruto de insoportable peso dentro del vestuario: un núcleo duro de jugadores importantes del club, a su vez embajadores oficiales de su gran rival Nike, que no dudan ni un sólo instante en poner en práctica estudiadas estrategias de ambush marketing planificadas por la firma norteamericana desde el pleno centro del club y de la entidad alemana como puede ser el propio vestuario germano.

La última afrenta de Nike aliándose con sus principales embajadores para desde el propio vestuario del Bayern lanzar a las redes una fotografía de sus representantes con sus botas en mano tras la victoria ante el Borussia Dortmund ha sido la gota que ha colmado la paciencia de adidas en su relación con el Bayern, al que exige que, de una vez por todas, establezca un código interno dentro del vestuario que evite este tipo de ataques a la marca que patrocina, muy generosamente, al club alemán además de ser propietaria minoritaria del mismo.

Sin embargo, la semilla de la cizaña ya ha sido plantada meticulosamente por Nike y las discrepancias en la relación adidas-Bayern han comenzado a aparecer. Las críticas que desde la marca han vertido al club por este último acto de Nike han levantado ampollas dentro de la directiva alemana, que ha vuelto a ver como su capacidad para gestionar las acciones del vestuario y la plantilla del club han levantado ampollas en su imagen a nivel internacional, algo que se ha agravado con dichas críticas de adidas, lo que no ha gustado del todo en el seno del club, que consideran que la marca podría haber sido algo más cautelosa a la hora de emitir unas críticas que dañan la reputación y la imagen de marca de la entidad a nivel mundial.

Por su parte, en adidas entienden que si alguien debe sentirse realmente afectado por las consecuencias de la acción cometida por estos embajadores de Nike no es otra que la multinacional alemana, un hecho que fundamentan en los casi 1.000 millones de euros que la firma desembolsará al club germano en los próximos diez años tras la última renovación alcanzada por la entidad bávara y la marca de las tres bandas que supondrá el pago de unos 80 millones de euros anuales más incentivos por seguir sponsorizando técnicamente a uno de los clubes más importantes del mundo, una cifra que, consideran, lo suficientemente importante como para habilitarle para exigir al Bayern la adopción de las medidas necesarias para impedir este tipo de actuaciones, ya sean esas exigencias públicas o privadas.

Y mientras en Nike se felicitan por ver como el efecto Götze, que se inició hace ahora casi dos años, comienza a alcanzar unas dimensiones que amenazan con dilapidar la estabilidad y seguridad de una relación que se presumía sólida y consistente entre dos entidades del calado del Bayern y adidas, algo que definitivamente no parece ser así.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top