• El jugador se podría ver obligado a abandonar Oklahoma el próximo mes de junio, cuando se convierta en agente libre, por las condiciones impuestas por Nike en su contrato de renovación de hace apenas un año de buscar mercados mucho más grandes y atractivos para la compañía que el que actualmente puede ofrecerle la ciudad de los Thunder

  • Para Nike, el destino ideal del jugador serían las ciudades de Chicago, Nueva York o Los Angeles




Fue uno de los capítulos que acaparó para sí todo el protagonismo durante las semanas previas a la Copa del Mundo FIBA que se disputó en España en los meses de Agosto y Septiembre del año pasado y que tuvo como gran ausente, precisamente, a Kevin Durant, una ausencia propiciada por las negociaciones que el jugador estaba manteniendo a dos bandas con Under Armour, la marca que hacía por hacerse con sus servicios, y a Nike, la firma que hasta entonces tenía en su catálogo al jugador. Hoy, casi un año después, Marketing Deportivo MD ha podido conocer una de las cláusulas fundamentales que la marca norteamericana Nike introdujo como condición para ponerle encima de la mesa a los representantes del jugador el suculento contrato con el que le convenció para renovar.

Kevin Durant gana, Under Armour gana... ¿y Nike?



Finalmente, Nike lograba detener las embestidas de Under Armour y conseguía renovar con Kevin Durant, una de las figuras claves en las estrategias de la compañía dentro de la NBA, aunque no le salió para nada barato.

En toda la disputa, dio la sensación, a la conclusión de la misma, que todas las partes habían ganado salvo Nike: Kevin Durant porque lograba hacerse con un contrato que le garantizaría hasta prácticamente su retirada, durante los próximos 10 años, una cifra que rondaría los 300 millones de dólares; Under Armour, porque a pesar de no lograr hacerse con los servicios del jugador, había demostrado al mundo su capacidad para poner entre la espada y la pared a la todopoderosa Nike y obteniendo, además, una exposición mediática a nivel mundial justo cuando todo el mundo hablaba de baloncesto con motivo de la disputa de la Copa del Mundo FIBA que se iba a celebrar en España.

¿Y Nike? En principio, había logrado retener a uno de sus principales embajadores dentro de la NBA pero a un coste que todos los especialistas del sector consideraron demasiado elevado y que podía hipotecar su capacidad de actuación en la NBA en particular y en el mundo del baloncesto en general durante los próximos años.

El as bajo la manga de Nike en el contrato con Kevin Durant: debe salir de los Thunder



Sin embargo, casi un año después, Marketing Deportivo MD ha podido conocer una de las cláusulas del contrato que justificarían que, definitivamente, Nike no dejó nada al azar en el megacontrato firmado con el jugador de los Thunder.

A día de hoy Kevin Durant tiene todo para triunfar en los Thunder y convertir a la franquicia de Oklahoma en una de las grandes aspirantes al título a poco que las lesiones y el banquillo le acompañen y, sobre todo, cuente con la complicidad de Russel Westbrook y Serge Ibaka. Pero otra cosa es lo que suceda el próximo mes de Junio del año próximo, cuando el jugador se convierta en agente libre. Y ahí Nike tiene mucho que decir.

Una de las cláusulas que habría impuesto la marca norteamericana en el nuevo contrato con el jugador sería la obligatoriedad de éste de escuchar las ofertas que provengan de mercados mucho más grandes económica y comercialmente hablando que el que puede ofrecer en la actualidad Oklahoma a la marca norteamericana.

La firma incluso habría previsto un plan de incentivos para que el jugador acabe aceptando cualquier oferta que pudiera proceder de franquicias como Chicago, Los Angeles o Nueva York, tres ciudades con un mercado mucho más interesante para Nike que el que en la actualidad le puede ofrecer Oklahoma.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top