Ni Cancún ni Riviera Maya volverán a la camiseta del Espanyol
  • El cese de actividades y el cierre de la empresa (al menos temporal) reconocido hace tan sólo unos días por la propia Power8 hace que el club españolista esté en la actualidad publicitando una compañía que no existe hasta la llegada de su nuevo patrocinador




Difícil situación en la que se encuentra el RCD Espanyol con Power8, la empresa que iba a ser la solución a todos su problemas tras el impresionante acuerdo de patrocinio global alcanzado por la entidad españolista que le iba a suponer la llegada de 8,5 millones de euros anuales por dar nombre al estadio y estampar su logotipo en la camiseta blanquiazul. Ahora, apenas un año después, el Espanyol promociona una entidad que, oficialmente, no existe tras el comunicado expuesto por la propia entidad en la que reconoce el cese (al menos temporal) de sus actividades.

Una estafa piramidal



Cuando el Espanyol presentó de manera oficial hace ahora algo más de un año su acuerdo con la tecnológica Power 8, todo el mundo dentro del sector no pudo sino mostrar un mensaje de admiración. El club lograba hacerse con un importante contrato de patrocinio con una entidad hasta entonces desconocida que desembarcaba en España y que daría nombre tanto al estadio como a la camiseta blanquiazul durante los próximos años a razón de casi 9 millones de euros anuales, lo que vendría a suponer un importante alivio económico para el club y un espaldarazo para la consolidación y viabilidad de sus proyectos para el corto y medio plazo.

La alianza alcanzada rápidamente se convirtió en uno de los acuerdos más envidiados del fútbol español, aunque como hemos podido comprobar tan sólo un año después, no siempre es oro todo lo que reluce. La entidad periquita, cuyo acuerdo exigía el pago por adelantado de las cantidades de manera pautada, comenzó a sospechar acerca de la solvencia de la compañía después de recibir un primer pago de aproximadamente cinco millones de euros y no volver a saber nada pese a las continuas exigencias por parte del club.

Hace tan sólo unos meses, se conocía la investigación que estaba en marcha contra la todavía patrocinadora del club por estafa piramidal, una investigación que ha provocado que el club dé por finiquitado el acuerdo con la compañía y que la misma eche el cierre, aunque sea de manera temporal.

Ni Cancún ni Riviera Maya volverán a la camiseta del Espanyol



La confirmación por parte de la propia compañía del cierre de sus instalaciones y el cese de sus actividades ha supuesto un verdadero trastorno para la entidad blanquiazul, no sólo a nivel económico sino incluso a nivel logístico. El club se encuentra en la actualidad con una serie de elementos identificativos de la entidad en la fachada del estadio como en las propias camisetas y varios soportes publicitarios más dentro del propio estadio que le va a suponer un importante desembolso para tratar de retirarlos de los mismos.

A nivel del estadio, el club ya trabaja para quitar de su fachada el nombre de la compañía, algo que realizará de una manera más o menos costosa. Sin embargo, pero solución tiene el asunto de las camisetas. La marca que viste al Espanyol, Joma, ya tiene en el mercado toda la tirada para este año, una tirada que ha quedado desfasada con apenas unos meses de vida y que tendrá todavía menos valor cuando el club presente al nuevo patrocinador para la camiseta.

En este sentido, desde el propio club ya han manifestado que ni Cancún ni Riviera Maya, las marcas del estado mexicano Quintana Roo que se publicitaron en la camiseta periquita hasta que llegó Power8, volverán a la misma, por lo que el club ya trabaja a marchas forzadas para que, con la llegada de año nuevo, pueda tener un nuevo patrocinador al menos para sus camisetas.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top