Las críticas de Jonathan Barnett destapan la guerra de marcas Bale-Cristiano
  • Las críticas del representante de Gareth Bale a Cristiano Ronaldo revelan la batalla que existe dentro del Real Madrid entre una marca más que consolidada, Cristiano Ronaldo, y la "nueva guardia" que representa la marca del jugador galés, tal y como se ha encargado de señalar el propio Barnett

  • El representante británico aspira a convertir a su representado en el Mejor Jugador del Mundo y en la marca más comercial y mediática del planeta fútbol, por encima de Cristiano Ronaldo




"Show Me The Money! Show Me The Money!" gritaba un desatado Tom Cruise en la película Jerry Macguire metido en su papel de agente de jugadores con el único objetivo de tratar de retener en su portfolio de representados a una de las estrellas del mundo del football en los Estados Unidos. De escenario, una lucha entre representantes de jugadores que sacó a la luz esa Cara B del deporte que muchas veces pasa inadvertida pero que tiene casi más interés para los protagonistas que la propia Cara A, la deportiva. Y para los que consideren que todo lo que allí se narraba no dejaba de ser más que una gran exageración, tan sólo debe echar un vistazo a lo que ocurre en la actualidad en el seno de una de las instituciones deportivas más importantes del mundo, el Real Madrid, con la lucha interna que están dilucidando en estos momentos los dos representantes de futbolistas más importantes del mundo por volumen de negocio según ha determinado hace tan sólo unas semanas la prestigiosa revista Forbes: Jonathan Barnett, a la postre agente de Gareth Bale, y Jorge Mendes, a la par representante de Cristiano Ronaldo.

Unos "calzoncillos" que esconden un dardo envenenado



Ocurrió hace tan sólo unos días y ha generado un verdadero movimiento sísmico en el seno de la entidad madridista: uno de los representantes de jugadores más importantes del mundo junto con Jorge Mendes, el británico Jonathan Barnett, incendió la Casa Blanca con unas polémicas declaraciones concedidas en una entrevista en las que afirmaba que su representado, Gareth Bale, "quiere ser el Mejor Jugador del Mundo, no el mejor modelo de calzoncillos del mundo", unas declaraciones con un claro destinatario: Cristiano Ronaldo, y por extensión, su representante, Jorge Mendes.

Así, para los que pensaban que con la llegada de Gareth Bale a la entidad madridista hace ahora apenas un par de años la entidad blanca metía en el mismo vestuario a dos importantes gallos, se equivocaban por completo: la llegada de Bale al Real Madrid supuso, de sopetón, la presencia no de dos sino de cuatro gallos dentro de un vestuario muy sensible a los movimientos existentes en torno a sus estrellas: los dos jugadores citados más sus dos correspondientes representantes, Barnett y Mendes, que movieron en el último año entre ambos más de 1.200 millones de euros, con comisiones que superaron en conjunto los 120 millones de euros (44 para el británico y 85 para Mendes).

"Está llegando la nueva guardia"



Las críticas vertidas contra Cristiano Ronaldo por el representante de Gareth Bale esconden un trasfondo mucho más relevante para los intereses no sólo de Cristiano Ronaldo sino también de su representante, un Jorge Mendes que parece haber perdido esa gracia concedida por Florentino Pérez y que le confirió un poder dentro del conjunto blanco hace tan sólo unos años que incluso fue objeto de un extenso reportaje por parte del prestigioso The New York Times criticando ese poder con el que se estaba dotando al portugués.

Pero bien sea por los últimos fracasos del superagente con Florentino Pérez (la salida de Di Maria pero sobre todo el fiasco del caso De Gea) o bien porque el propio Florentino considera que el tiempo de Cristiano Ronaldo en el club blanco toca a su fin, Mendes se ha visto obligado a dejar esa posición de privilegio dentro de la entidad madridista a Barnett, que se siente con el poder suficiente como para criticar lo que tanto ansía para su representado: convertir a Bale no sólo en el Mejor Jugador del Mundo sino, además, en el más mediático y comercial del planeta. En definitiva, lo que ahora es Cristiano.

Las críticas de Barnett esconden una lucha encarnizada por hacerse con el dominio del fútbol mundial con el Real Madrid como telón de fondo. El propio Barnett se vanagloria de haber conseguido cerrar el fichaje más caro del mundo, precisamente el traspaso de Bale al Real Madrid. Y en esa batalla, Florentino ha comenzado a apostar por el británico, que ya viene anticipando lo que se espera en los próximos años: "En España hay un gran amor por Ronaldo, pero está llegando una nueva guardia", guardia que encabeza Bale con un único objetivo: coger el testigo de Ronaldo y no sólo a nivel deportivo.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top