La presión de Movistar surge efecto y Roures rebaja 40 millones el precio final de venta
  • El empresario catalán acepta acercar la oferta a posiciones mucho más cercanas a lo pretendido por Movistar ante el temor de verse apeado en unas negociaciones paralelas que ya habrían iniciado desde Movistar directamente con BeIn Sports y los responsables de su casa matriz, el grupo Al Jazeera




La presión que de manera indirecta revelábamos en el día de ayer en Marketing Deportivo MD y que estaría ejerciendo Movistar negociando directamente con los responsables de BeIn Sports, el canal propiedad de la cadena árabe Al Jazeera, y que pasaba por dejar al margen de dichas negociaciones a Jaume Roures, ha surtido efecto hasta el punto que ha sido el propietario de Mediapro el que ha comenzado a llamar, muchos piensan que a la desesperada, a las puertas de los dirigentes de Movistar para ofrecerles un nuevo acuerdo con nuevas condiciones económicas.

200 millones o no habrá Champions



Lejos parecen quedar ya las veladas amenazas del dueño de Mediapro hace ahora un par de meses, justo antes del inicio de una nueva temporada de la Champions League, en las que dejaba entrever a Movistar, la principal interesada en solventar cuanto antes el conflicto de los derechos televisivos de la Champions League en España para esta temporada que sólamente se haría con ellos si la citada compañía desembolsaba cerca de 200 millones de euros al empresario catalán, una cifra totalmente fuera de mercado según los especialistas.

La situación se fue enquistando hasta el punto de llegar a un punto muerto en el que ni Movistar llamaba a las puertas de Mediapro para tratar de resolver el entuerto en el que ambas compañías habían metido al resto de aficionados así como Mediapro tampoco contactaba con Movistar para tratar de alcanzar una solución dialogada a la complicada situación que estaban padeciendo millones de aficionados al fútbol en España con esta guerra de intereses.

La presión de Movistar surge efecto y Roures rebaja 40 millones el precio final de venta



Sin embargo, todo da un giro inesperado tal y como informábamos ayer cuando a los dirigentes de Movistar se les ocurre aplicar la máxima "Divide y vencerás". Y dicho y hecho. Hace tan sólo unos días Marketing Deportivo MD ha podido conocer como la empresa de telecomunicaciones ha realizado importantes acercamientos a BeIn Sports para tratar de acercar posturas que resuelvan la situación actual, una peculiar relación a entablar (el ámbito de acción en cuanto a intereses de ambas compañías entra en plena colisión) que perseguía como principal objetivo dejar fuera de las negociaciones a Mediapro, que veía como los 130 millones de euros que desembolsó en su día por hacerse con los derechos de la Champions podían quedar seriamente comprometidos de llegarse a un acuerdo entre las partes citadas.

Con el paso del tiempo Roures ha ido cediendo poco a poco en sus pretensiones económicas hasta reducirlas a 170 millones de euros, una cifra que parecía en principio aceptable pero que Movistar se negaba, en todo caso, a abonar. Ante el acercamiento entre la filial de Telefónica y el grupo Al Jazeera, propietario de BeIn Sports, Roures ha actuado a la desesperada y ha presentado a Movistar una oferta que reduce en otros 40 millones de euros la última cifra de los 170 millones de euros, con lo que el empresario catalán parece conformarse con cubrir al menos la inversión realizada.

Movistar aún no ha contestado a tal ofrecimiento pero todo indica que el acercamiento es más viable que nunca. Aunque los objetivos del jeque dueño del PSG, propietario a su vez de Al Jazeera, no se verán cumplidos antes de la disputa del encuentro de Champions de esta noche entre PSG y Real Madrid.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top