La marca Casillas, ¿al alza o en retirada?
  • El guardameta internacional del Real Madrid ha visto como importantes apoyos comerciales como el BBVA o Mahou han dejado su sitio a otros de menor calado internacional como la Clínica Dentix o el despacho de abogados Arriaga Asociados

  • En Portugal, sin embargo, es un verdadero fenómeno mediático y su camiseta es la más vendida del club luso hasta el punto de estar agotada




Desde que se produjo la salida oficial del portero internacional de la Selección Española de Fútbol del Real Madrid, la marca Iker Casillas ha estado sometida a concienzudos análisis acerca de la rentabilidad o no de la misma una vez que el guardameta se encuentra fuera del ámbito de acción de un club como la entidad blanca, análisis que se centran en la pérdida o ganancia de repercusión a nivel mundial de la marca en el mercado.

La marca Casillas, ¿al alza o en retirada?



Para unos, su salida del Real Madrid ha supuesto (y va a suponer) una infravaloración cada vez mayor de su marca, Iker Casillas, en el mercado internacional. Para muchos otros especialistas, sin embargo, dicha marca tiene tanto potencial por sí sola que puede navegar libremente fuera de la entidad blanca a pesar del enorme altavoz que el club madridista supone para la imagen de cualquier jugador que integra su plantilla.

Lo cierto es que tanto a unos como a otros no les falta razón: la salida del club blanco del cancerbero español con destino a un club como el Oporto luso ha estado salpicada de una buena dosis de protagonismo a nivel de marca tanto en sentido positivo como en sentido negativo para la misma.

Protagonista pero menos



La llegada a un club como el Oporto de un guardameta de la talla internacional del español Iker Casillas ha supuesto, a pesar de sus 34 años, una auténtica revolución mediática y comercial en torno al internacional español. Nada más llegar las firmas comerciales han comenzado a interesarse por su incorporación al club luso en calidad de patrocinadoras oficiales de la entidad, al tiempo que le número de abonados a la entidad por parte de aficionados se multiplicaba considerablemente.

Hace tan sólo unos días, un informe llevado a cabo por medios portugueses ponían de manifiesto el enorme tirón comercial del guardameta, el jugador del equipo luso que más camisetas vendía hasta el punto de haber quedado a la entidad y a la firma que lo equipa, New Balance, prácticamente sin existencias de la misma.

Sin embargo, en el lado opuesto, su salida del club madridista ha supuesto una merma importante en su capacidad comercial, al menos a nivel cualitativo. Nada más anunciar su fichaje por el Oporto luso, el madridista vio como uno de sus principales apoyos comerciales, la entidad financiera BBVA, anunciaba la no renovación de la vinculación existente entre las partes al ser el luso un mercado poco atractivo para la firma. Al poco tiempo de dicho anuncio, otro importante sponsor, Mahou, tomaba el mismo camino.

En contraprestación a dichas salidas, el jugador ha visto como su imagen se incorporaba a los catálogos de embajadores oficiales de firmas como Dentix, la clínica dental que ya utilizó en sus campañas a Figo o Xavi Hernández, o Arriaga Asociados, un buffete de abogados que lucha por devolver a los afectados por las preferentes de Bankia el dinero que dicha entidad les estafó.

En definitiva, más que ganar o perder potencial lo que podemos afirmar es que lo que el cancerbero ha perdido realmente es status dentro del mercado internacional. No es lo mismo, con todos los respetos para dichas marcas, estar patrocinado por el BBVA que por un despacho de abogados, aunque el tirón comercial de Casillas sigue muy vivo. Que lo pregunten sino en Portugal.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top