La Liga minimiza el impacto de la marcha del BBVA
  • Javier Tebas, presidente de La Liga, presume de músculo financiero y de no necesitar los casi 25 millones de euros que hasta ahora aportaba el BBVA en concepto de patrocinio del naming de la competición




"Tan sólo es un nuevo reto, otro más". Así defendía Javier Tebas las escasas consecuencias que en su opinión tendrán la salida de la entidad financiera BBVA sobre la economía del máximo organismo rector de la competición española, una marcha que, recordemos, dejará un agujero en las arcas de la tesorería de La Liga cerca de 25 millones de euros anuales.


Una marcha inesperada



Hace tan sólo un par de días, prácticamente sin ser esperado, el BBVA anunciaba la finalización de la relación existente con La Liga una vez concluyera la presente temporada después de 8 campañas desembolsando casi 25 millones de euros anuales para obtener el beneficio de dar nombre a las dos principales categorías del fútbol español, la Primera y la Segunda División.

La noticia rápidamente recorrió medios de comunicación y redes sociales y se convirtió en tema de conversación predominante dentro del sector: ¿cuál sería la actitud a partir de ahora de La Liga? ¿Tratarían de encontrar un sustituto para que viniera a ocupar el hueco dejado por la entidad financiera o por el contrario adoptarían una posición más cercana a la que está ponderando tomar la Premier League, competición que también concluye su contrato de naming rights con Barclays?

La Liga minimiza el impacto de la marcha del BBVA



Y las declaraciones del máximo responsable de La Liga no han decantado el debate para uno u otro lado puesto que ha dado razones para tener en consideración a los mismos. Así, por un lado, Javier Tebas ha reconocido que ya trabajan para tratar de encontrar un sustituto que coja el relevo dejado por el BBVA. Pero por otro lado, ha comentado que el trastorno económico que puede dejar la marcha de la entidad financiera no es tan importante como se está especulando, presumiendo con ello de un importante músculo económico a nivel de patrocinadores e insinuando que podrían incluso, llegado el caso, no firmar un acuerdo similar como el que tenían con el BBVA con ninguna otra entidad y continuar manteniendo la gestión de su naming.

Sin embargo, la realidad parece ser diferente a la que tratan de transmitir desde La Liga. La realidad es que la competición ya trabaja en tratar de encontrar un patrocinador global que invierta en hacer marca y, de paso, aportar un buen pellizco económico a la organización. Entre las empresas que se barajan, ha comenzado a tomar mucha fuerza Telefónica, con un retomado interés por el mundo del fútbol, aunque las partes implicadas ni confirman ni desmienten, hasta el momento, estos rumores.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top