La ACB revaloriza el producto FEB y echa a Orange
  • El acuerdo alcanzado entre la ACB y Movistar ha provocado que todo el baloncesto profesionalizado sólo sea posible verlo en España a través de su canal de pago: ACB, NBA y Euroleague, lo que supondrá una revalorización del único producto que queda para ser retransmitido en abierto: los encuentros de la ÑBA, sobretodo ahora de cara a los Juegos Olímpicos del año 2016

  • La alianza entre ambas entidades supondrá además la inmediata salida de la única compañía que se ha mantenido inflexible en su apoyo a la ACB durante casi una década: Orange




Pudiera parecer algo imposible de conseguir pero el último acuerdo alcanzado por la Asociación de Clubes de Baloncesto en España, la ACB, con una de las compañías que más está apostando por el mundo del deporte como fuente para llegar al aficionado, Movistar, va a tener una fuerte y positiva consecuencia en la Federación Española de Baloncesto, tercer invitado en esta complicada madeja de intereses que, de manera indirecta, ve como su producto ÑBA se revaloriza y de qué manera tras el importante acuerdo alcanzado entre las dos primeras.

La ACB revaloriza el producto FEB



La noticia saltaba a los medios de comunicación hace tan sólo unos días: la ACB, la Asociación de Clubes de Baloncesto de España encargada de organizar las tres principales competiciones de Baloncesto del país, la Liga Endesa, la Copa del Rey y la SuperCopa de España, cada una de ellas encuadradas dentro de las grandes competiciones de baloncesto de Europa, alcanzaba un importante acuerdo con Movistar para que la operadora de telecomunicaciones se hiciera, durante los próximos tres años, con uno de los deportes más importantes (y peor tratados televisivamente, todo hay que decirlo, en los últimos años) dentro del panorama deportivo español para completar una oferta televisiva a través de su plataforma de pago, Movistar +, muy completa con deportes como la Fórmula 1, MotoGP, el balonmano o ahora el baloncesto.

Pero el acuerdo alcanzado iba a tener una seria repercusión no tan sólo para la propia ACB sino para la Federación Española de Baloncesto, que de la noche a la mañana ha visto como su producto, el baloncesto de la Selección Española, se revalorizaba hasta límites insospechados tras el acuerdo alcanzado entre la ACB y Movistar. Con todo el baloncesto profesionalizado en manos de Movistar + (a la Liga Endesa hay que añadirle su oferta por la NBA y por la Euroleague de Baloncesto), el producto ÑBA, los encuentros de la Selección Española de Baloncesto, de cara a los próximos años, con torneos como los Juegos Olímpicos de Río 2016 o Copa del Mundo de Baloncesto y Eurobasket (del que España acaba de proclamarse campeona en Francia) adquieren una nueva dimensión en el apartado de las negociaciones para ser retransmitidos en abierto. El acuerdo entre ACB y Movistar ha provocado indirectamente que el valor de las emisiones en abierto de los encuentros de la ÑBA, el único baloncesto que podría seguirse en abierto, se dispare de manera exponencial, algo que deberá a agradecer la FEB a la ACB.

¿Dónde dejamos a Orange?



Pero el acuerdo alcanzado tiene muchas más aristas en el panorama del patrocinio deportivo en España. Si ha habido una compañía que durante los últimos años se ha mantenido inflexible en su apoyo al Baloncesto español y a la Asociación de Clubes de Baloncesto, esa no ha sido otra que la compañía de telecomunicaciones Orange, una firma competidora de la actual poseedora de los derechos de retransmisión de la ACB, Movistar.

En Octubre del año pasado, Orange y la ACB renovaban una alianza de 8 años de duración por la que la compañía de telecomunicaciones se convertía en patrocinador oficial de las tres principales competiciones organizadas por la ACB, esto es, Liga Endesa, SuperCopa de España y Copa del Rey para las dos siguientes temporadas, la 2014/2015 y la 2015/2016. La unión entre ambas entidades ha estado íntimamente unida a la tecnología en los últimos años. En la temporasa 2007/2008, gracias a esta relación llegó a España la ACBTV, la primera experiencia de una liga profesional en España que ponía a disposición de los fans los resúmenes de video de manera online de todos los partidos de la competición. En 2009 llegó el primer sistema de retransmisiones en directo que ofrecía varios partidos cada jornada. En 2011 el concepto evolucionó hasta el Orange Arena, una nueva plataforma mucho más interactiva que ahora, con este nuevo acuerdo, se pretende llevar a una nueva dimensión.

La llegada ahora de Movistar supone casi la inmediata salida de Orange, uno de los únicos patrocinadores que se ha mantenido fiel en su apoyo a la ACB durante casi una década, y que ahora ve como es más que inminente su marcha del baloncesto por cuestiones de conflictos de intereses con el nuevo operador oficial.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport



Participa y comenta esta noticia

 
Top