Kevin Durant se quiere comprar los Washington RedSkins
  • El jugador de los Thunder ha manifestado su interés en adquirir una pequeña participación de las acciones de los Washington Redskins, la tercera franquicia más valiosa de toda la NFL




No es el primer intento de un jugador de la NBA por convertirse en propietario, aunque sea de un deporte que nada tiene que ver con el que le ha catapultado a la fama. Sin embargo, todos los intentos de los Kobe Bryant, LeBron y compañía habían estado centrados en el mundo del fútbol. Ahora, por primera vez, una estrella de primer nivel manifiesta su deseo por hacerse con una entidad pero del otro fútbol, del football americano.

Kevin Durant se quiere comprar los Washington RedSkins



Reconocido seguidor de los Washington RedSkins, uno de los grandes cracks de la NBA, Kevin Durant, ha encontrado un nuevo objetivo en el que invertir la inmensa fortuna que lleva acumulada desde los inicios de su carrera en la NBA: hacerse con el equipo de sus sueños en la NFL.

Así lo ha confirmado el mismo en una entrevista dada a los medios de comunicación en la que reconocía que le gustaría convertirse en co-propietario de los Washington Redskins de la NFL, ubicados en su ciudad natal: "Crecí a apenas cinco minutos del estadio y siempre he sido hincha de ellos. Incluso llevo un tatuaje de los Redskins en mi brazo", declaró al tiempo que afirmaba que le gustaría ser copropietario de una pequeña parte del mismo.

No le saldrá barato



Sin embargo, el último "capricho" de Durant no le saldrá para nada barato. Los Washington Redskins están catalogados por Forbes como el tercer equipo más valioso de la NFL, con una valoración de marca de 2.850 millones de dólares, tan sólo por detrás de los Dallas Cowboys y de los New England Patriots.

Adquirir aunque sea un pequeño porcentaje de la franquicia le va a suponer acometer un importante desembolso aunque, teniendo en cuenta los más de 65 millones de dólares que el jugador lleva ganados desde que debutó por primera vez en la NBA allá por el año 2007, a buen seguro es un capricho que se podrá permitir, más si tenemos en cuenta que con la entrada en vigor del nuevo contrato televisivo, el salario del jugador en su equipo se podría disparar muy por encima de lo que cobra en la actualidad.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top