Florentino considera a Bale determinante para el futuro de la marca Real Madrid
  • El presidente blanco considera clave encontrar a una marca que venga a sustituir en el corto plazo a Cristiano Ronaldo como imagen comercial y mayor valor añadido del Real Madrid que garantice su posición ante las marcas comerciales

  • El máximo dignatario blanco ya habría decidido qué jugador debe coger el testigo del crack luso para garantizar la exposición e internalización de la marca Real Madrid en los próximos años




Hace tan sólo una semana lo analizábamos detenidamente en Marketing Deportivo MD: la salida de tono del representante de Gareth Bale, el también británico Jonathan Barnett, con unas declaraciones en las que ponía en entredicho el rendimiento de Cristiano Ronaldo dentro de los terrenos de juego, más centrado según el propio Barnett en sus negocios comerciales y sus compromisos publicitarios que en su buenhacer sobre el terreno de juego, vino a poner de manifiesto la enorme rivalidad existente entre dos de las marcas que están llamadas a ser presente y futuro de la entidad blanca, una batalla en la que el máximo mandatario madridista ya habría tomado parte en favor de uno de los dos contendientes para asegurar el futuro de la marca Real Madrid.

Una batalla escondida



Tras las críticas de Barnett se escondía el interés del británico por hacer de su representado el Mejor Jugador del Mundo en el corto plazo, algo que tendrá muy difícil de conseguir de tener en el mismo equipo y por delante de él en cuanto a consideración dentro de la Casa Blanca por todo lo que representa, al internacional luso Cristiano Ronaldo, el verdadero objetivo de las palabras emitidas por Barnett de manera pública.

Barnett lo tiene claro: sólo con una marca Cristiano Ronaldo en recesión y con debilidad su representado podrá tratar de ocupar el puesto que en la actualidad está reservado casi en exclusiva al delantero luso. Sin embargo, muchos consideraran dicha estrategia como una bomba de relojería que podría alterar el buen desenvolvimiento dentro del vestuario blanco y que no ha gustado nada en la dirección técnica de la plantilla blanca, que piensa que las mismas pueden alterar de manera significativa la armonía que debe reinar dentro del club entre sus jugadores.

Florentino considera a Bale determinante para el futuro de la marca Real Madrid



Sin embargo, casi tanto como las manifestaciones de Barnett tuvo la actuación de la directiva blanca, con su presidente a la cabeza, en todo este altercado: ninguna. En el entorno blanco llamó poderosamente la atención la falta de actuación de un Florentino que se ha caracterizado por tratar de evitar este tipo de actos entre sus jugadores a fin de llevar a buen puerto al club a la hora de conseguir sus objetivos. ¿Por qué?

La respuesta a esta pregunta podemos encontrarla en las declaraciones del propio Barnett: "En España hay un gran amor por Ronaldo, pero está llegando una nueva guardia", unas manifestaciones que sólo pueden surgir de la seguridad que da el sentirse respaldado por el máximo mandatario madridista. Pero, nuevamente, ¿por qué de ese apoyo?

Florentino es, ante todo, un hombre de negocios curtido en mil batallas que sabe que por encima de todo está la marca Real Madrid y su expansión a nivel internacional si se quiere mantener un volumen de negocios lo suficientemente alto que permita tener el actual status a la entidad blanca a nivel mundial.

Objetivo: 150 millones de euros



En este escenario, Florentino sabe que la era Cristiano Ronaldo en el club blanco toca a su fin, justo en el momento más inoportuno: cuando va a tener que encarar las negociaciones por uno de los activos más importantes de cualquier club: la camiseta blanca.

En el corto plazo, el actual mandatario madridista deberá encarar el patrocinador comercial de la camiseta blanca, actualmente ocupada por Emirates, y la sponsorización técnica de la misma, en posesión de la marca alemana adidas, con un único objetivo: obtener por ambos conceptos una suma cercana a los 150 millones de euros que le ponga a la cabeza de los clubes que más dinero perciben por su camiseta a nivel mundial.

Pero para ello, Florentino sabe que debe presentar un elemento de valor añadido a la marca Real Madrid que hasta ahora era Cristiano Ronaldo. Con el portugués en la etapa final de su carrera dentro de la Casa Blanca, las negociaciones llegan justo en el peor momento, con una salida en los próximos años del jugador luso más que probable a pesar de su deseo de culminar su carrera dentro de la entidad madridista. Pero aunque así fuera, todos los expertos consideran que con una marca Cristiano Ronaldo que entrará en fase de agotamiento en los próximos años, Florentino dispone de apenas un par de años para encontrar a un sustituto lo suficientemente solvente como para coger el testigo del portugués.

Y es en esta tesitura donde entra en juego Gareth Bale, que se posiciona por delante de otros posibles candidatos como por ejemplo el colombiano James Rodríguez. Bale coge ventaja en este apartado por ser una apuesta personal del propio Florentino, el fichaje más caro en la historia del fútbol, y por el que el presidente blanco pretende apostar al máximo para amortizar su inversión en el futuro próximo. De él depende que la marca Real Madrid siga en lo más alto de las preferencias de las marcas comerciales con valores añadidos como Cristiano Ronaldo ahora o Gareth Bale en el futuro. Florentino lo sabe y ya ha comenzado el proceso de reemplazo: "Está llegando una nueva guardia".

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top