El Madrid ficha a un futbolista chino para abrir mercado en Asia
  • La entidad presidida por Florentino Pérez sigue los pasos dados por otros clubes europeos como anterioridad para abrirse las puertas del mercado asiático con la incorporación de un futbolista chino al club madridista

  • Hace tan sólo unos meses el entrenador del Rayo se opuso radicalmente a este tipo de prácticas al denunciar la llegada de otro jugador asiático a la entidad franquirroja por la imposición de su patrocinador principal, Qbao. Ahora es el propio club, en este caso el Real Madrid, el que decide fichar a un futbolista asiático pero con el mismo objetivo: abrir mercado en la región




Para los románticos del mundo del deporte en general y del fútbol en particular, el último movimiento de uno de los clubes más poderosos del mundo, el Real Madrid, en el apartado de fichajes, puede haber supuesto justo la puntilla a una desigual batalla entre el deporte propiamente dicho y el mundo de los negocios y el marketing, donde éstos últimos van acaparando cada vez mayor campo de acción hasta el punto de que las entidades están comenzando a adoptar decisiones trascendentales para su futuro priorizando su figura frente a los intereses deportivos.

Siguiendo los pasos del Rayo Vallecano



Hace tan sólo unos meses, en plena pretemporada de preparación de uno de los clubes que más ha estado dando que hablar en La Liga BBVA en los últimos años por su excelente rendimiento deportivo a pesar de su condición de lo que podría denominarse como club modesto, el Rayo Vallecano, comenzaba a acaparar portadas en los medios de comunicación y ser tendencia en las redes sociales por lo que muchos consideraron una salida de tono de su entrenador, Paco Jémez, ante la llegada de un nuevo jugador al club.

Así, Jémez criticaba duramente a la actual directiva del club rayista por la incorporación del jugador chino Zhang Chengdong, un futbolista que llegaba a la entidad franquirroja sin más aval que el de la propia dirección rayista. Sin embargo, las críticas de Jémez escondían mucho más que una simple discrepancia con los gustos futbolísticos de los responsables de la Dirección Deportiva de la entidad y el propio entrenador. Esas críticas tenían mucho más trasfondo. Jémez se oponía a una incorporación que él como entrenador no había solicitado ni dado el visto bueno pero que, sobretodo, respondía a una cuestión exclusivamente encuadrada dentro del punto de vista del marketing deportivo: el jugador llegaba a la entidad madrileña por "imposición" del principal sponsor del Rayo Vallecano, el gigante chino Qbao, que exigía la presencia de un futbolista de aquella nacionalidad para activar y dar mayor relevancia a su inversión en el Rayo en suelo asiático.

El Madrid ficha a un futbolista chino para abrir mercado en Asia



La noticia no sólo supuso un punto de distorsión en la relación entre el Rayo Vallecano como entidad y su entrenador. Supuso además la confirmación de la imposición del mundo del marketing y los negocios sobre el deporte en sí, una tendencia que si bien ya se había hecho visible en otras ligas europeas, al fútbol español aún no había llegado.

Sin embargo, si alguien esperaba que aquello fuera simplemente un hecho aislado, uno de los clubes más importantes del mundo ha venido para dar la puntilla al mundo del deporte tal y como lo entendemos hasta ahora. El Real Madrid ha llevado a cabo un fichaje del que apenas se ha dado repercusión en los medios para lo que es habitual en las incorporaciones del club blanco y que no viene más que a confirmar como una entidad del poder del Real Madrid también se pliega a las nuevas tendencias dentro del deporte para confirmar que los negocios están por encima del fútbol en sí mismo.

Hace tan sólo unas semanas el Real Madrid ha fichado al que es considerado en el continente asiático como el Sergio Ramos chino, el futbolista chino Zhang Lipeng, que podría llegar a la entidad madridista en el mercado de invierno en un trueque con el defensa Dani Carvajal según informaba hace tan sólo unos días la cadena china CCTV.

Lejos de considerar el interés deportivo que pudiera tener el futbolista asiático para un club de la entidad del Real Madrid, el principal motivo de la incorporación del jugador chino no es otro que expandir la marca Real Madrid en un mercado tan sumamente importante e interesante para la mayoría de entidades deportivas como es el asiático, algo que ha vuelto a poner encima de la mesa el debate del dominio del binomio negocios-marketing sobre el deporte en sí.

Una práctica cada vez más habitual



La incorporación confirmaría la buena relación del presidente madridista con su homólogo del club Guangzhou Evergrande, al que pertenece el futbolista chino, cuyo propietario es uno de los hombres de negocio más importante del gigante asiático y que serviría de puerta de entrada para la marca Real Madrid de manera mucho más incisiva en el mercado asiático.

No es la primera incursión del conjunto blanco en este tipo de prácticas. Hace apenas quince días se producía el debut de un juvenil chino, Lin Lianming, en el Juvenil A de la entidad madridista, convirtiéndose en el primer jugador chino en jugar con la camiseta blanca, aunque fuera en categorías inferiores. Lianming también procedía del Guangzhou y desató la locura en el gigante asiático con sus primeros minutos con la camiseta madridista. Un ejemplo más de cómo, poco a poco, el marketing, cada vez más, se come al deporte.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top