Cristiano presentó en Portugal su marca CR7 Footwear
  • El crack luso aprovecha la concentración con su selección en Portugal para presentar en su país su última aventura empresarial: su marca de calzado CR7 Footwear




Aprovechando el parón liguero que sufrirán las competiciones nacionales por la disputa de las últimas rondas clasificatorias para la Eurocopa del año próximo a celebrar en Francia, unos encuentros en los que Portugal tiene una cita importantísima para clarificar su definitivo pase a la Fase Final o no, el internacional portugués aprovechó el viaje a su país natal para hacer acto de presentación de su firma de calzado, CR7 Footwear, su nueva incursión en el mundo de la moda y que tantos quebraderos de cabeza le ha dado con uno de sus principales patrocinadores personales: la marca de ropa deportiva Nike.

La moda, un filón por explotar para CR7



La concentración con la Selección Portuguesa de fútbol para encarar los dos últimos choques que tendrá que jugar Portugal y que, a priori, se presentan como trascendentales para la clasificación lusa para la próxima Euro, para la que necesitan tan sólo un punto para obtener el ansiado premio.

Y ha sido este escenario el elegido, precisamente, por la gran estrella del Real Madrid y de la Selección Portuguesa para presentar, en su país natal, su nueva marca de calzado, una aventura empresarial que le acerca, cada vez más, al mundo de la moda siguiendo los pasos de su ex compañero en el Manchester United, David Beckham, un sector en el que el crack blanco parece haber encontrado un auténtico filón por explotar.

Cristiano presentó en Portugal su marca CR7 Footwear



Slips, camisas, camisetas... y zapatos de lujo. Porque la marca de calzado que en estos días ha presentado la estrella portuguesa son precisamente eso: zapatos de lujo sólo para bolsillos adinerados. Así, el jugador portugués ha presentado una colección de zapatos que ha dividido en cuatro submarcas: Gothic, Indie Suede, Indie Borgue y Black Soul.

El precio de los mismos no es apto para todo el mundo: desde los más de 300 euros que cuesta el más barato hasta los más de 600 que tendrá que pagar el aficionado que se interese por su modelo más caro. Una aventura con la que tratará de rentabilizar una inversión mayúscula que a punto estuvo de originar un serio conflicto con su principal patrocinador, la firma norteamericana Nike, tras conocer ésta las intenciones del portugués de incluir, en dicha marca de calzado, una línea de zapatillas deportivas, algo que no gustó en exceso en el seno de la dirección de la marca de Oregon.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top