Alerta en Can Barça: se marcha su Director de Marketing
  • El que fuera mano derecha de Sandro Rosell durante su etapa al frente de la presidencia del FC Barcelona y artífice del éxito en marketing del FC Barcelona ha decidido abandonar el club para firmar con el AS Roma italiano. 

  • El Barça pierde al hombre que ha llevado a la entidad a obtener en 2014 hasta 220 millones de euros por ingresos de marketing, más del doble de lo que conseguía el Barça antes de su llegada. 

  • La salida de Colette deja aún más en el aire el contrato a firmar con Qatar Airways, en cuyas negociaciones participó de manera activa el dirigente galo.




Un nuevo contratiempo centra la preocupación de los máximos dirigentes del FC Barcelona, que en apenas unas semanas ha pasado de tener casi cerrado y concretado uno de los puntos claves en la estrategia del club para los próximos años, el acuerdo de renovación con Qatar Airways para que la compañía árabe continuara en el frontal de la camiseta a cambio de una cantidad de dinero que rondaría a los 65 millones de euros a encontrarse, de golpe y porrazo, con la negativa de Qatar a sustentar dicha alianza con la preceptiva firma y a ver, cosa esta mucho más preocupante, como uno de los principales artífices del mismo y del enorme éxito comercial y de marketing en el FC Barcelona, Laurent Colette, Director de Marketing de la entidad, haya decidido poner tierra de por medio con respecto a la entidad azulgrana para marcharse con destino a la AS Roma.

Alerta en Can Barça: se  marcha su Director de Marketing



Apenas una semana después de que el propio presidente del FC Barcelona, Josep María Bartoméu se encontrara con la negativa de Qatar a estampar su firma en el acuerdo de renovación con la entidad azulgrana ante las nuevas exigencias del club blaugrana, el máximo dirigente barcelonista se ha encontrado con una baja tan fundamental como inesperada en su equipo: el francés Laurent Colette, Director de Marketing del FC Barcelona y uno de los verdaderos artífices del despeque en este apartado de la entidad, abandona el club con destino a Italia.

Colette deja el Barça inmerso en plenas negociaciones con Qatar Airways, negociaciones en las que participó de manera muy activa el dirigente galo. Pero también deja en el club un valor añadido de 225 millones de euros, cifra en la que se han estimado en la última campaña los ingresos obtenidos por el club gracias al marketing deportivo, más del doble de lo que obtenía la entidad cuando Colette llego al FC Barcelona.

El directivo francés era uno de los hombres de confianza de Sandro Rosell en la etapa de éste como presidente de la entidad, con el que trabajó en Nike y gracias al cual aterrizó en el Barça en el año 2003 procedente de Port Aventura, donde desempeñó el puesto de director comercial, año en el que ostentaba la presidencia Joan Laporta. El distanciamiento en sus relaciones entre Sandro Rosell y Joan Laporta acabó con el primero fuera del club, hecho que afectó a Colette que también salió de la entidad para llegar, junto con Rosell, a la firma de marketing deportivo Bonus Sports Marketing, para volver en el 2010 al club azulgrana con la llegada de Rosell a la presidencia.

El acuerdo con Qatar, más en el aire que nunca



Pero si preocupante es su salida por su incidencia en el apartado de ingresos procedentes del marketing deportivo que su marcha pudiera implicar, no menos importante y preocupante para Bartoméu y compañía es el vacío que deja el francés en las negociaciones con los representantes árabes de Qatar Airways, unos representantes que tenían una buena conexión con el francés (en realidad con todo el entorno del vicepresidente económico Javier Faus, con el que Collete trabajaba estrechamente junto con Néstor Amela, ex Director Financiero del FC Barcelona, ahora también fuera de la entidad) pero no tanta con el propio presidente del club azulgrana, Bartoméu, al que consideran un verdadero lastre en las condiciones a firmar para alcanzar un acuerdo razonable y beneficioso para ambas partes.

Colette, junto con Faus y Amela, dejaron encarrilada la renovación con Qatar, unas negociaciones que hizo estallar el propio Bartoméu con la visita relámpago de hace tan sólo una semana en la que exigió un importante incremento económico en las cantidades que debía aportar Qatar para seguir como patrocinador del club: de los 60 millones de euros anuales acordados previamente, Bartoméu exigió entonces un incremento que llegara hasta los 85 millones.

Al emir de Qatar, enormemente disgustado con el club por el plebiscito al que continuamente es sometido ante la opinión pública y los aficionados azulgranas el acuerdo con Qatar, esa subida no le gustó nada. A Hassan Abdullah Al-Thawadi, secretario general del Comité Organizador del Mundial de Qatar 2022, tampoco, al igual que a Nasser Al Khater, Director de Comunicación y Marketing de dicho comité ni a Akbar Al Baker, Consejero Delegado de Qatar Airways, que entendían que la actitud ambigua al respecto y la falta de apoyo y defensa de Bartomeu en las críticas a Qatar no eran buenas tarjetas de presentación para la promoción de la marca Qatar y la organización del Mundial del año 2022. Si a esto le añadimos esa petición de aumentar la cifra a abonar, la cosa acabó por complicarse de manera superlativa.

Todos los anteriores habían mantenido hasta ahora una estrecha relación con Javier Faus y, por ende, con Colette. Sin embargo, la actitud con Bartoméu es más bien fría. Ahora, la salida del dirigente francés del FC Barcelona deja al acuerdo en una situación de stand by que podría echar por tierra todo el trabajo realizado hasta ahora por los dirigentes azulgranas.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top