Alarma en Under Armour: se va su Director Financiero
  • La marca norteamericana asiste sin capacidad de reacción a la salida definitiva de uno de los verdaderos artífices del éxito de la compañía en los últimos años: su Director Financiero y de Operaciones, Brad Dickerson, que abandona la firma para emprender nuevos retos laborales




Para muchos, uno de los grandes artífices del éxito incuestionable y, a primera vista, imparable, que viene viviendo la multinacional norteamericana Under Armour. Para otros, una de las mentes más preclaras que han conseguido elevar hasta cotas inimaginables hace algunos años a una de las firmas con mayor potencial de crecimiento en los próximos años. En cualquier caso, una pieza clave para la compañía presidida por Kevin Plank, que ve ahora como su Director Financiero, Brad Dickerson, abandona la compañía para emprender nuevos retos profesionales.

Alarma en Under Armour: se va su Director Financiero



Cambio clave en la cúpula directiva de la prestigiosa compañía Under Armour, que ha visto como uno de sus puntales claves en el crecimiento económico experimentado por la compañía en los últimos años, su Director Financiero y de Operaciones, Brad Dickerson, abandonará la compañía en febreo del año 2016 para emprender nuevos retos en su carrera profesional alejados del mundo de la industria deportiva.

La noticia, conocida por Kevin Plank, no ha dejado de ser, sin embargo, un verdadero mazazo y un importante jarro de agua fría para el presidente de la compañía, que ha visto como el que ha sido el guía de su política económica en los últimos años abandona el cargo. Dickerson llegó a la marca en el año 2004 y tan sólo cuatros años después ya fue promocionado a la Dirección Financiera, año en el que además adquirió las competencias en el área de operaciones.

Una transición sin sobresaltos



Por ahora, lo único que ha podido conseguir Under Armour a cambio de dejar en libertad al directivo ha sido asegurarse la presencia en el comité de dirección para garantizar una transición sin ningún tipo de sobresaltos con la llegada del nuevo inquilino de dicho puesto, algo para lo que la firma ha puesto sus designios en manos de una empresa de cazatalentos para comenzar a sondear el mercado.

Dickerson ha sido clave en los números presentados por la compañía en los últimos años hasta lograr fijar un objetivo para el año 2018 de más de 6.500 millones de euros en facturación. Ahora, con la salida de Dickerson la compañía teme acusar en demasía el golpe propiciado desde dentro de la propia firma con la salida de uno de los verdaderos artífices del éxito económico de la multinacional.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top