adidas se plantea "cortar" a Derrick Rose
  • La nueva lesión, esta vez en la cara, que dejará al jugador fuera de las pistas de juego nuevamente durante un periodo que oscilará entre los dos y los tres meses, y su problemática situación personal fuera de ellas, con acusaciones de violación y maltrato, pueden haber sido la gota que colme el vaso de la paciencia en adidas, que se estará replanteando la relación con el base de los Bulls




Es un secreto a voces. El infortunio que ha acompañado a Derrick Rose, MVP de la temporada 2011, desde que fichara apenas unos meses después por la multinacional alemana adidas para convertirlo en el buque insignia de su equipo de embajadores en la NBA a cambio de uno de los contratos más importantes dentro del sector jamás firmado, ha llevado a la marca, tras la última lesión del jugador, un encontronazo en la cara que le volverá a tener alejado de las canchas de juego otros dos o tres meses como mínimo, a comenzar a plantearse la oportunidad de continuar la relación con el base de los Bulls o bien considerar si es el momento adecuado de proceder a cortar al que iba a ser su buque insignia dentro de la NBA.

Vuelve "porcelana" Rose



Casi al mismo tiempo en que la multinacional alemana adidas preparaba el debut oficial de James Harden como nuevo embajador de la compañía con la entrada en vigor de su acuerdo, una noticia procedente nuevamente de Chicago alteraba los planes de la compañía para su estrategia dentro del universo NBA en el corto plazo: Derrick Rose volvía a lesionarse, esta vez en la cara, por un choque fortuito que le mantendría alejado de las pistas varios meses.

Se volvía a aparecer en escena "Porcelana" Rose, el sobrenombre con el que comenzó a conocerse a Derrick Rose en la NBA tras su reiteradas ausencias por lesión y que tanto daño ha hecho a la imagen del jugador pero sobretodo a la propia imagen de adidas a la hora de poner en marcha sus estrategias de expansión de la firma dentro de la NBA.

Un golpe definitivo



Durante el periodo de casi dos años que estuvo Rose alejado de las pistas, y gracias a los esfuerzos de la compañía por mantener viva en el imaginario colectivo del aficionado la marca Rose, adidas consiguió que el jugador reportara a la entidad procedente de las ventas de sus productos cerca de 32 millones de dólares, una cifra que ya quisieran para sí muchas marcas deportivas.

Sin embargo, si analizamos los ingresos que Nike obtuvo en el mismo periodo en el que Rose estuvo ausente con su gran embajador LeBron James, la cifra no hace más que dar motivos a todos aquellos que consideran que Rose es ya un elemento más que amortizado dentro de la marca alemana. LeBron consiguió reportar en ese mismo intervalo de tiempo más de 640 millones de ingresos a Nike por la venta de sus zapatillas, un golpe definitivo para la credibilidad de la marca Rose dentro de la firma alemana.

adidas se plantea "cortar" a Derrick Rose



Para colmo de males, la vida personal del jugador tampoco ayuda a mejorar su posición dentro de la firma. Las acusaciones que se ciernen sobre él por maltrato y violación de su novia están lastrando duramente su imagen dentro de los Estados Unidos, arrastrando en su caída a la de su principal patrocinador, adidas.

Esto, junto con su última lesión, esta vez en el rostro como ya hemos contado, han sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de los dirigentes de la compañía, que ya comienzan a barajar como principal opción en la relación con el jugador de los Bulls la posibilidad (y oportunidad) de una rescisión unilateral del contrato. Sin embargo, la indemnización a abonar al base que ello supondría podría ser el verdadero lastre que haga replantearse sus intenciones a la marca alemana, una firma que ve cómo una de las inversiones más caras de toda su historia se convierte, a su vez, en la menos rentable de las que jamás haya adoptado la compañía en el mundo del baloncesto.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top