Nike elige el Eurobasket para gritar "Impossible is Nothing"
  • La clasificación de España para la gran final del Eurobasket ante la todopoderosa Francia de adidas, gran favorita para conquistar el título, ha supuesto un soplo de aire fresco a la estrategia de Nike con la Federación Española de Baloncesto en una relación que se asomaba a un preocupante escenario tras los fracasos obtenidos por la ÑBA desde que viste a Nike




Muy probablemente, a priori, fuera el peor escenario a elegir para revertir una situación que amenazaba con echar por tierra una relación que se presumía más que exitosa cuando ésta nació, hace ahora algo más de tres años, y que tenía como protagonistas a la por entonces insuperable ÑBA, quizás en lo más alto de su glorioso ciclo, con una de las compañías más importantes a nivel mundial dentro del sector de la ropa deportiva, Nike. Sin embargo, las circunstancias y el rendimiento obtenido por la mejor Selección Española de Baloncesto de la historia desde entonces amenazaban con convertir a la camiseta de Nike en la particular cursed shirt de la marca en su relación con el combinado español, por lo que elegir el Eurobasket de Francia ante la todopoderosa selección gala de adidas como cita para cambiar una tendencia como la que arrastraba dicha relación se antojaba una misión poco menos que imposible. El destino y, sobre todo, un inconmensurable Pau Gasol, han demostrado que la decisión no fue errónea.

Un ciclo negativo



Para muchos dentro de la multinacional norteamericana Nike, la cita de España con el complicadísimo Eurobasket 2015 se antojaba como la verdadera prueba de fuego para determinar si la relación con la Federación Española de Baloncesto para ser sponsor técnico de la ÑBA se convertía de manera definitivamente en uno de los mayores fracasos de la firma estadounidense dentro del mundo del baloncesto o, si por el contrario, ratificaba las previsiones más optimistas de los que apostaron por una relación que se presumía exitosa antes de comenzar.

Sin embargo, la ruptura con Li-Ning en Enero de 2013 para dar paso a la multinacional norteamericana vino acompañada de la peor secuencia de fracasos deportivos de la ÑBA en sus últimos años. Su participación en el Eurobasket 2013, a pesar de acabar en tercera posición, no pudo ocultar una más que acuciada decepción en filas españolas con un equipo que aspiraba al oro. El Mundial organizado un año después en España, donde se apostaba por una final NBA-ÑBA, dio paso a otro fracaso con su eliminación incluso antes de semifinales. Y todo ello ante el mismo rival: la Francia de adidas.

Nike elige el Eurobasket para gritar "Impossible is Nothing"



La cita con el Eurobasket 2015 se antojaba, por lo tanto, como crucial para evitar, como decíamos anteriormente, que la camiseta de Nike con la Selección Española de Baloncesto se convirtiera en su particular camiseta maldita o gafe. Sin embargo, el reto no era sencillo. El presente Eurobasket fue catalogado desde sus inicios como el más competitivo de los últimos años y presentaba selecciones fuertemente armadas como Lituania, Serbia, Turquía, Italia o Grecia, además de una España que acudía a la cita con el objetivo de clasificarse al menos para el preolímpico que diera la posibilidad, de manera indirecta, de poder disputar la clasificación para los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Para colmo, Nike acudía a la cita tan sólo con 3 representantes, Lituania y República Checa además de la citada España. Las posibilidades de que España accediera a la gran final, encuadrada en el grupo de la muerte desde el principio que a punto estuvo de apear a la ÑBA antes de tiempo, apenas entraban dentro de las consideraciones más optimistas de las casas de apuestas pero de una manera u otra fue dejando a rivales por el camino hasta plantarse en semifinales. El principal objetivo ya estaba conseguido. España se aseguraba plaza en el preolímpico pero el destino quiso que se pusiera ante Nike la posibilidad de dar un verdadero golpe de efecto con las semifinales: el rival de la ÑBA era la Francia de adidas, la gran favorita para hacerse con el triunfo final.

A eso de las once de la noche de ayer, tras un intenso partido y una prórroga decisiva, España eliminaba a la todopoderosa Francia de adidas y Nike asestaba un verdadero golpe en toda la línea de flotación de la marca alemana: por un lado, alejaba de un plumazo la idea que comenzaba a instalarse de camiseta maldita junto con la Selección Española de Baloncesto. Por otro lado, dejaba a adidas sin protagonismo en un torneo destinado a ser conquistado por su máximo representante, la Francia de Tony Parker, embajador de Peak. Pero además, Nike puede asestar el mazazo definitivo a sus rivales si Lituania logra vencer a la favorita Serbia y clasificarse para disputar la Final ante España en lo que sería su campeonato soñado: dos representantes (de los tres con los que partía) en la gran final. Y uno de ellos España que, pase lo que pase y dadas las circunstancias, ya habrá desterrado para siempre la idea de que vestir a Nike traía mala suerte, una marca que eligió el Eurobasket para gritar lo más alto que ha podido Impossible is Nothing.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top