MP&Silva quiere crear la America´s Champions League
  • El propietario de una de las agencias más importantes del sector, MP&Silva, trabaja desde hace meses en la organización y puesta en marcha de la America's Champions League, una competición que reuniría en torno a ella a los principales clubes de toda América en claro paralelismo a la Champions League y que se convertiría en la competición más importante a nivel de clubes del continente




Puede parecer, en principio, una meta difícil de conseguir. Pero las partes implicadas en el proceso dan muchas probabilidades de éxito a un proyecto que, en la actualidad no deja de ser simplemente eso, pero que amenaza con tener tintes de éxito en el corto plazo a poco que las partes puedan alcanzar un importante acuerdo para poner en marcha una competición que, sin duda alguna, rivalizaría y mucho con la Champions League y la Copa Libertadores.

MP&Silva quiere crear la America's Champions League



El pasado mes de Junio uno de los dirigentes más importantes dentro del sector de la comercialización de los derechos televisivos, Riccardo Silva, presidente y principal accionista de MP&Silva, agencia líder mundial en la distribución de los derechos de televisión con más de 600 millones de euros en facturación y con oficinas en todo el mundo, concedía a medios de comunicación una entrevista con sus planes de futuro, entrevista que pasó inicialmente desapercibida pero que ahora, tras la vuelta de vacaciones, vuelve a coger especial relevancia ante el empeño de Silva de poner en marcha su gran proyecto: la creación de la America´s Champions League.

Silva es, junto al mítico Paolo Maldini, el dueño del Miami FC, un equipo de la NASL estadounidense, la segunda división del soccer norteamericano, competición donde también participa el ex madridista Raúl. Más a pesar de poseer importantes negocios a su alrededor (es propietario de un importante grupo químico en Italia, Gruppo Desa Italsilva, además de distribuir los derechos del Mundial de fútbol, la Premier, la Ligue 1, la Serie A, la NFL o Roland Garros entre otros, y poseer restaurantes o agencias de modelos), se ha puesto como objetivo número uno el nacimiento de una competición capaz de hacer sombra a la misma Champions League y a la propia Copa Libertadores.

Objetivo: potenciar el soccer en los Estados Unidos



Silva es consciente de que el soccer es aún un producto con mucho camino por recorrer en los Estados Unidos. A pesar de que su crecimiento en los últimos años es más que evidente, Silva considera que el mismo se debe más que nada a la creciente población latinoamericana asentada en los Estados Unidos, mientras que el estadounidense medio sigue sin ver demasiado atractivo a un deporte que compite con otros pura y genuinamente norteamericanos como la NHL, la NFL, la NBA o la MLB.

Para ello, Silva cree que la solución pasa por desarrollar y organizar una competición como la America's Champions League, en la que participen equipos de toda Norteamérica, Centroamérica y Sudamérica. Un torneo oficial que reuniera en un mismo evento a clubes de Brasil, Argentina, México o Estados Unidos que haría, en teoría, mucho más atractivo el soccer en territorio estadounidense.

El proyecto se encuentra ya en una fase de desarrollo muy definida. Participarían los mejores 64 clubes de todo el continente americano que ingresarían un mínimo de 5 millones de dólares por participar en una primera fase de grupos, ingresos que se dispararían hasta los 30 millones de dólares en el supuesto de hacerse con el torneo. El campeonato tendría una duración de entre 7 y 9 meses a semejanza de lo que ocurre en Europa con la Champions League, con partidos entre semana.

Además, la dimensión del torneo sería suficiente reclamo para las firmas y marcas comerciales que a buen seguro verían en el mismo un importante atractivo en el que invertir, atractivo que también sería visible para los clubes participantes tan sólo por el merco hecho económico (la Libertadores apenas cuenta con un presupuesto de 70 millones de dólares, con unas ganancias de algo más de 5 millones de dólares para el vencedor del torneo; la organización similar de la Concacaf ni siquiera tiene remuneración económica para los clubes participantes). La nueva competición asegura un presupuesto de casi 500 millones de dólares para repartir entre los equipos que participen en ella.

Con vistas mucho más al futuro todavía, Silva ya visualiza incluso una verdadera batalla final entre el vencedor de la America's Champions League y la Champions League europea, aunque ese proyecto sí que está todavía ni siquiera en fase de proyecto.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top