Ginobili pierde su batalla contra una panificadora
  • El internacional argentino ha perdido la batalla legal que se seguía en los tribunales del país sudamericano contra el intento, por parte de una panificadora, de registrar comercialmente la marca "Manu" como nombre para sus productos




El mundo de los negocios dentro del deporte y el marketing que gira en torno a él se está convirtiendo en los últimos años en una fuente inagotable de noticias, algunas tan sorprendentes como las que ocupa el presente artículo protagonizado por uno de los mejores jugadores de baloncesto de toda la historia de este deporte en Argentina, Manu Ginóbili, y su conflicto con una panificadora.

Ginobili pierde su batalla contra una panadería



A partir de ahora, cuando en Argentina cualquier aficionado pronuncie el nombre de Manu, puede no estar refiriéndose a uno de los mejores jugadores argentinos de baloncesto de la historia sino más bien a una serie de productos elaborados por una panificadora después del juicio ganador por ésta al internacional que acusaba a la misma de violación y utilización indebida de su nombre para fines comerciales.

Así, la Cámara en lo Civil y Comercial Federal emitió un fallo en primera instancia que permitirá a la compañía Gabriel Barreneche, S.A., comercializar bajo la marca "Manu" su amplia gama de productos como tostadas, pan de Viena, medialunas, pan de hamburguesa, pan de molde, bases de pizzas o pan dulce entre otros muchos productos.

Una marca de reconocida trascendencia, trayectoria y prestigio internacional



La petición de la compañía de registro de "Manu" como marca comercial recibió como respuesta la demanda interpuesta por el jugador que fundamentó su negativa a la concesión argumentando que era el jugador argentino más importante de baloncesto, lo que le llevaba a interpretar que las marcas Manu y Manu Ginóbili gozaban de una más que indiscutible y reconocida trascendencia, trayectoria y prestigio a nivel internacional.

Sin embargo el juez encargado del caso, a pesar de reconocer que resulta indiscutible el reconocimiento que dicha marca tiene en el país argentino y su asociación indivisible al jugador de baloncesto, argumentó que ese reconocimiento público no resulta, no obstante, determinante para establecer sin más la notoriedad de sus marcas. En este sentido, el juez interpretó que "Manu" no es una distinción, seudónimo o apodo exclusivo del jugador sino que se utiliza a nivel general como forma abreviada de los nombres Manuel, Manuela, Emmanuel o Emanuel, por lo que en consecuencia nadie absolutamente puede apropiarse de su utilización exclusiva.

El recurso interpuesto por el jugador ante tal decisión tampoco fue estimado, por lo que la panificadora podrá comenzar a comercializar esos productos de manera inmediata. Además, a Ginóbili se le condena igualmente a abonar los gastos del juicio, que sólo en honorarios de sus abogados ya alcanza la cifra de los 10.500 euros.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top