España lucha en el Eurobasket contra la maldición de vestir Nike
  • Desde que Nike se incorporara a la Federación Española de Baloncesto como nuevo sponsor técnico de la ÑBA, las participaciones españolas en los grandes campeonatos se cuentan por decepciones

  • Tras los fracasos del Eurobasket 2013 y el Mundial de Baloncesto 2014 organizado por España, la ÑBA y Nike se enfrentan a su reto más difícil en el Eurobasket 2015: conseguir pasaporte para los Juegos de Rio 2016, algo que estuvo a punto de irse al traste en el día de ayer de haber perdido ante Alemania




Agónica, dramática y mil un calificativos más se podrían ajustar como anillo al dedo a la victoria de España en su decisivo encuentro disputado en el día de ayer ante Alemania y que decidía no sólo ya el seguir adelante o no en la presente edición del Europeo de Baloncesto que durante estos días se está celebrando sino además el mantener aún abiertas las puertas para poder llegar a los Juegos Olímpicos de Río 2016. Al final, y gracias a un fallo en el último lanzamiento de un tiro libre de uno de los mejores jugadores del conjunto alemán, Schroeder, que de convertirlo habrían dado muy probablemente la posibilidad de prórroga a los alemanes, se consiguió este primer objetivo para una de las selecciones que espera utilizar esta vía del Eurobasket para alcanzar su propósito de estar en los Juegos de Río, aunque para ello deba luchar duramente contra las adversidades, los rivales... y contra la maldición de vestir a Nike.

Cambio de sponsor



En Enero del año 2013 la Federación Española de Baloncesto ponía fin a una relación de cuatro años iniciada con la compañía china Li-Ning, que vio como a partir de ese momento la mejor selección de baloncesto de la historia de España y la segunda mejor del mundo tras los Estados Unidos en ese periodo pasaría a estar equipada por la multinacional norteamericana Nike, una decisión que, caprichos del destino, no parece haber sentado muy bien a nivel de rendimiento deportivo.

Así, como si de una maldición china se tratara, llámese coincidencia o mera superstición, lo cierto es que desde que Nike viste a España, la ÑBA cuenta sus participaciones en los principales eventos como auténticos fracasos que puede agravarse aún más de no alcanzar al menos una de las seis primeras plazas en este Eurobasket que da derecho a disputar el preolímpico para estar presente en los próximos Juegos de Río 2016.

España lucha en el Eurobasket contra la maldición de vestir Nike 



Desde que Nike es sponsor técnico de la Selección Española de Baloncesto, la ÑBA ha disputado con el presente Eurobasket tres importantes torneos: el Eurobasket del año 2013 celebrado en Eslovenia, el Mundial de Baloncesto de España celebrado el año pasado y el presente campeonato. Y en todos ellos (amén de lo que suceda en este 2015), los resultados deportivos alcanzados han dejado mucho que desear.

Al Eurobasket de Eslovenia España acudía sin algunas de sus estrellas principales pero aún así con la vitola de ser una de las grandes favoritas para hacerse con la victoria final. No en vano venía de unos Juegos Olímpicos, los del año 2012 celebrados en Londres, donde había sido capaz incluso de tratar de tú a tú a la todopoderosa selección estadounidense, que tuvo que sudar lo suyo para derrotar a España en la Final de aquellos Juegos.

Sin embargo, el Eurobasket fue otra historia completamente distinta. España acabó en una decepcionante tercera posición que trató de endulzarse con la excusa de las ausencias de grandes jugadores que no acudieron a la cita por diversos motivos. La causante de apearla de una nueva final: Francia.

Con el consuelo de al menos haber quedado en tercera posición, se acudió a la cita mundialista española con la ambición de plantarle cara, una vez más, a la potente selección estadounidense, mucho más descafeinada en cuanto potencial que aquella a la que se enfrentó España en los Juegos de Londres. Pero nuevamente un cruce con una Francia muy mermada por las ausencias de Joakim Noah y Tony Parker (y que casualmente vestía adidas) apeó a España de sus sueños mundialistas en su propio país y antes de llegar incluso a semifinales, lo que dio lugar a que todos los medios calificaran la eliminación como gran fracaso y el fin deportivo de una generación extraordinaria.

Ahora, con el Eurobasket 2015 aún en disputa, los comienzos no han sido nada esperanzadores, con dos derrotas en la Fase de Grupos que han complicado hasta el último segundo del último encuentro de esta primera fase la clasificación de España para octavos de final y, con ello, mantener aún la esperanza viva de estar en los Juegos de Río. España durante el presente torneo está luchando contra los rivales, y contra la maldición china de haber dejado a Li-Ning y lucir el logo de Nike en la camiseta, una maldición que en algún momento deberá acabar para bien de la selección... y de la propia marca.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top