El United pasa factura a Jorge Mendes 6 años después con el fiasco De Gea
  • El frustrado fichaje de David De Gea por el Real Madrid y toda la surrealista situación vivida ha tenido seria incidencia en una de las marcas más consolidadas dentro del mundo del deporte en su sector: la del todopoderoso agente de representación de jugadores Jorge Mendes, que ve como el fiasco De Gea puede incidir de manera negativa en la imagen de su marca a nivel mundial

  • Con el "no fichaje" el United logra pasar factura a un representante que fue uno de los artífices de la salida de Manchester de uno de los ídolos de la entidad, Cristiano Ronaldo, con destino al Real Madrid hace ahora 6 años

  • El propio Mendes ya estaba sobreaviso. Hace un par de años se repitió una situación similar con Siqueira, otro representado del portugués, que no pudo fichar por el Real Madrid, uno de los objetivos de Florentino para esa temporada, al retirar a última hora el Manchester United su interés por Favio Coentrao, que de este modo tuvo que seguir vinculado al club blanco




El frustrado intento de fichaje del internacional español David De Gea por el Real Madrid ha dejado seriamente dañadas, como contábamos en nuestra edición de ayer, a tres importantes entidades de cara a la reputación de sus respectivas marcas. Por un lado, el propio Real Madrid, cuya gestión del fichaje le ha derivado a un ridículo mundial tal y como han recogido la mayoría de medios de comunicación de todo el mundo y cuya afección a la marca Real Madrid comienza a ser más que evidente. Por otro lado adidas, sponsor técnico de los dos clubes implicados en la operación y, presumiblemente (a la espera de anuncio oficial), patrocinadora personal del propio David De Gea, que ha visto como de un plumazo se ha tirado por la borda toda la estrategia que la compañía tenía marcada en el futuro con el guardameta del Manchester United. Pero quizás, una de las partes más afectadas por el desastroso final de la operación sea la marca del todopoderoso agente y representante de jugadores Jorge Mendes, que ha visto como su marca a nivel mundial sufre uno de los varapalos más importantes en cuanto a reputación se refiere, casualmente procedente de Manchester, donde hace ahora seis años se comenzó a gestar una operación, el traspaso de Cristiano Ronaldo al Real Madrid, que dejó seriamente tocada la relación entre el luso y los dirigentes británicos desde entonces. Ahora, casi seis años después, el Manchester United comienza a pasar factura a Jorge Mendes con el enorme fiasco de la gestión del traspaso de David De Gea.

Cristiano Ronaldo, el detonante



Cualquier aficionado al fútbol al que se le pregunte quién es el agente y representante de jugadores más famoso del planeta responderá, casi sin dudarlo, el nombre del todopoderoso portugués Jorge Mendes, con una nómina de estrellas del mundo del fútbol tan grande, que prácticamente es imposible encontrar una operación en la que, directa o indirectamente, no participe el agente o alguna de sus empresas participadas.

Sin embargo, no siempre fue así. Jorge Mendes comienza a hacerse un nombre en el mundo del fútbol cuando en el año 2004 lleva a un por entonces apenas conocido como entrenador Jose Mourinho a las filas del Chelsea tras conquistar la Champions League con el Oporto, convirtiéndolo en el entrenador mejor pagado del mundo. Su desembarco en el Chelsea provocó la llegada de una verdadera marea de jugadores portugueses al club británico que llegaban no por la influencia del entrenador sino más bien por las del propio Mendes, que logró colocar en el club británico a representados suyos como Deco, Carvalho, Tiago o Maniche.

A partir de entonces, la influencia y poder del representante luso dentro del mundo del fútbol se va afianzando a  pasos agigantados. Más sin embargo no es hasta el año 2009 cuando se produce la verdadera eclosión de Jorge Mendes como representante. El agente es uno de los verdaderos artífices del desembarco en el Real Madrid de Cristiano Ronaldo, un fichaje que se convierte en el más caro de la historia y que obliga al club blanco a desembolsar en el club de procedencia, el Manchester United, una suma muy cercana a los 100 millones de euros.

Desde entonces, el nombre de Jorge Mendes no ha parado de crecer hasta convertirse en un verdadero icono dentro del mundo de la representación de jugadores a nivel mundial. En el Real Madrid pasa a convertirse en uno de los nombres de referencia para el presidente, Florentino Pérez, hasta el punto de que gran parte de los nombres llegados en forma de fichajes al club blanco en las últimas temporadas forman parte del catálogo de clientes del manager luso.

El United pasa factura a Jorge Mendes 6 años después con el fiasco De Gea



Pero esa imagen que logra hacerse dentro de la planta noble del Real Madrid no siempre es la misma en todas las entidades. Así, en la otra parte afectada en el fichaje de Cristiano Ronaldo, el Manchester United, la participación de Mendes en el traspaso no fue siempre bien vista. De hecho, desde el club de Manchester siempre consideraron a Mendes como uno de los verdaderos artífices de hacer ver a Ronaldo que su sitio estaba en el Real Madrid y no en el club británico, algo que nunca llegaron a perdonar del todo.

De este modo, mientras el superagente se ha estado paseando por las oficinas del Bernabéu con auténtica autoridad, su presencia en Old Trafford no ha llegado a estar bien asimilada desde entonces. Y a pesar de que ha estado implicado en múltiples traspasos al United en los últimos años, éstos han llegado más por la amplia nómina de jugadores que tiene en su cartera el luso que por el interés del United en negociar con uno de los artífices de la salida de una de las grandes figuras del Manchester entonces.

En los últimos años, Mendes ha tratado de acercar posturas con el club inglés. El desembarco de Angel Di María hace tan sólo un año pareció ser el guiño que necesitaba el United para retomar una deteriorada relación con el portugués. Pero nada más lejos de la realidad. Di María jamás se adaptó al club y tan sólo un año después el argentino ha recalado, vía Mendes, en el PSG con un traspaso bastante inferior a lo que el United pagó por él al Real Madrid. La imposición de la llegada de Falcao, hace ahora un año también, un jugador que apenas ha rendido en los diablos rojos y que este mismo año ha sido fichado por el Chelsea, no ayudó para nada a suavizar las relaciones con el agente.

Pero cuando más cercanas estaban las partes a volver a relaciones mucho más amigables, el nombre de David De Gea y su salida del United con destino al Real Madrid volvieron a alejar las posiciones. Desde el United vieron la mano de Mendes en el interés del jugador en salir con destino al club blanco, un movimiento que vuelve a reproducir lo vivido con la salida de CR7. Ni tan siquiera la llegada de un prometedor jugador francés, Martial, como preludio a la firma del contrato de salida de De Gea logró suavizar las relaciones.

Más el destino es caprichoso. Y aunque ahora todo es un cruce de acusaciones entre los clubes para conocer quién es el verdadero responsable del fiasco del traspaso de De Gea al Real Madrid, en Manchester comienzan a observar con cierta satisfacción como, casi seis años después, han logrado por fin cobrar factura a Mendes por el traspaso de Cristiano Ronaldo en su momento.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top