El BBVA dejará de dar nombre a La Liga a partir de la próxima temporada
  • Tras ocho temporadas dando nombre a la Primera y Segunda División española, la entidad bancaria ha decidido poner punto y final a una relación por la que venía desembolsando de manera anual una cifra cercana a los 25 millones de euros. 

  • El debate se centra ahora en ponderar la oportunidad o no de buscar un sustituto u optar por una postura como la de la Premier, que aboga por no ceder más la gestión del naming de su competición




Por sorpresa. Casi sin previo aviso y cuando todo el mundo daba por hecho que la entidad financiera ejercería la cláusula que le permitiría continuar al lado de una de las competiciones más importantes del mundo a nivel de clubes durante los próximos años, responsables del BBVA han anunciado hace apenas unas horas que la entidad abandona el naming de La Liga para desconsuelo de la competición y su máximo dirigente, Javier Tebas.

El BBVA dejará de dar nombre a La Liga a partir de la próxima temporada



Hace tan sólo unas horas el BBVA ha hecho pública una información que amenaza con dañar seriamente los intereses comerciales de una de las competiciones más importantes del mundo a nivel de clubes dentro del fútbol, La Liga. Así, responsables de la compañía han anunciado que, una vez concluya la actual vinculación que finaliza al término de la presente temporada 2015/2016, la entidad financiera no ejercerá el derecho a renovación especificado en el actual contrato que une a ambas compañías y dejará su papel como principal partner de la competición, perdiendo con ello los derechos de naming adquirido que da nombre tanto a la Primera División del fútbol español como a la Segunda.

Se pondrá de este modo punto y final a una relación que comenzó allá por la temporada 2008/2009 en una relación por la que la entidad financiera ha estado abonando cerca de 25 millones de euros al año a La Liga por poseer esos derechos de naming. En dicho contrato se especificaba la posibilidad de renovación automática hasta junio de 2018, un derecho que no ha ejercido como contamos el BBVA.

La ruptura con Casillas, la pista definitiva



Aunque para muchos la decisión ha sido cogida con verdadera sorpresa, otros muchos especialistas dentro del sector ya vaticinaban importantes movimientos en el entorno de la entidad financiera cuando hace apenas unos meses anunció la ruptura del contrato que le unía a Iker Casillas, uno de los principales embajadores de la compañía a nivel individual.

El argumento dado entonces fue la marcha del ex guardameta madridista a una liga, la portuguesa, encuadrada en un mercado en el que la compañía no tenía verdaderos intereses de explotación a nivel comercial. Sin embargo, para los más escépticos en el sector este movimiento vaticinaba una más que probable serie de importantes decisiones, como así ha sido, de la firma bancaria en el mundo del marketing deportivo. El motivo principal dado ahora por la entidad es el cambio estratégico que está llevando a cabo la compañía para centrarse en la transformación digital del banco a nivel mundial.

A la caza de un nuevo principal partner



La salida del BBVA provocará un importante agujero en las arcas de La Liga que a partir de ahora deberá trabajar para tratar de encontrar una firma que coja el relevo de la entidad financiera. Mientras ello ocurre, desde el departamento de marketing de la competición tratan al máximo de diversificar sus acuerdos de patrocinio al máximo para tratar de que no haya uno o varios patrocinadores con tanto peso específico dentro del roster de sponsors que la salida de uno de ellos pueda originar el enorme trastorno ante al que ahora se encuentra La Liga.

Pero La Liga no va a malvender el producto. El objetivo es encontrar a una compañía que firme un nuevo contrato al alza con respecto a la aportación que hasta ahora venía realizando el BBVA. Pero en caso de no encontrarlo, no se descarta que la competición española siga los pasos de la Premier, que a la conclusión de la actual alianza con Barclays, se debate entre firmar una nueva alianza o permanecer sin adjudicar el naming de la competición británica en los próximos años.

A nivel europeo, entre las grandes ligas, sólo la Serie A italiana, con su naming en poder del grupo de telecomunicaciones TIM tiene cedidos la gestión de dichos derechos. En Alemania, la Bundesliga no se plantea hasta el momento la cesión de los mismos mientras que la Ligue 1 francesa ha encargado a una agencia de marketing valorar y ponderar las posibles ofertas que puede haber en la actualidad en el mercado para hacerse con el naming de su competición.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top