adidas se mosquea con Harden
  • La "infidelidad" de Harden hacia adidas filtreando con la marca Jordan después de firmar un suculento contrato de 200 millones de dólares con la compañía alemana no ha sentado nada bien en la marca de las tres bandas que ya ha hecho hacer constar el malestar existente en la compañía con respecto a este desliz del jugador de los Rockets

  • adidas ya ha advertido públicamente que uno de los acuerdos pactados en el contrato con el jugador era que éste se preocuparía mucho de lucir logos de marcas rivales incluso antes de que entrara en vigor el acuerdo con adidas el próximo 01 de octubre




La noticia la adelantábamos en exclusiva hace tan sólo unos días: en una de sus salidas nocturnas, el nuevo crack de la multinacional alemana adidas en la NBA, James Harden, aparecía acompañado de Khloe Kardashian dejándose fotografiar calzando unas zapatillas de la marca Jordan, recordémoslo, filial de la firma norteamericana Nike, hasta ahora patrocinadora personal del jugador de los Rockets. Ayer, tan sólo un par de días después de que medios de comunicación y redes sociales se hicieran eco de la noticia adelantada por Marketing Deportivo MD, ya ha habido respuesta de su nueva marca patrocinadora.

Un feo de 200 millones de dólares



Lo comentábamos hace tan sólo unos días. La relación entre James Harden y adidas, anunciada a bombo y platillo por la multinacional alemana hace tan sólo unos días y convertida, por derecho propio, en uno de los principales acuerdos de patrocinio de toda la NBA (el quinto mejor acuerdo), con 200 millones de dólares por un contrato de 13 años de duración, no arrancaba todo lo bien que ambas partes hubieran deseado.

A pesar de que la nueva alianza no entra en vigor hasta el próximo 01 de octubre, el que el jugador haya aparecido en público después de la campaña de promoción de la firma alemana para activar el acuerdo, con unas zapatillas de la marca Jordan, filial de Nike, compañía que no quiso ejercer el derecho de tanteo por el jugador de los Rockets para igualar la oferta y retenerlo en su portfolio, no ha gustado nada a la marca alemana que ve como los 200 millones de dólares firmados con Harden no han sido suficiente motivo como para que el jugador cuidada dichas actuaciones.

adidas se mosquea con Harden



Nada más comenzar a correr la noticia por las redes sociales y los principales medios de comunicación focalizados en el sector, la primera justificación que desde los mismos comenzó a darse fue, quizás, la posibilidad de que todo ello hubiera ocurrido precisamente por el hecho de que Harden seguirá vinculado a su anterior compañía hasta el próximo 01 de octubre. Sin embargo, según ha reconocido la propia adidas, ello no es así.

Mark King, máximo responsable de la compañía alemana para Norteamérica, ha afirmado que uno de los pilares del acuerdo alcanzado con Harden era que éste no luciría públicamente zapatillas de la marca rival a pesar de que el contrato no entraba en vigor hasta el 01 de octubre, algo que como hemos podido comprobar, no ha cumplido el jugador.

El gesto de Harden no ha sentado nada bien en adidas que, a partir de ahora, a buen seguro comenzará a analizar al máximo las apariciones públicas del crack de los Rockets para comprobar el cumplimiento del contrato. Y más le valdría al jugador llevar a cabo lo acordado en su alianza con adidas pues puede tener serias consecuencias para el mismo. No sería la primera ocasión que desde adidas o su entorno se pone fin a una relación contractual por una infidelidad de este tipo.

En el año 2001, Reebok, que aún no había sido adquirida por adidas, terminó anticipadamente su acuerdo con Shawn Kemp, uno de los pilares de los Seattle Supersonics que llegaron a la final de la NBA en el año 1996. En ese 2001, Kemp confesó a un periodista que a él le gustaban mucho más las zapatillas de Nike que las que lucía de Reebok, algo que le costó la finalización del contrato de manera anticipada.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top