3 grandes marcas muy dañadas por el frustrado fichaje de De Gea por el Real Madrid
  • La frustrada incorporación, en el último minuto del último día, del internacional español al Real Madrid ha provocado una oleada de consecuencias, no sólo mediáticamente hablando, que tendrá serias repercusiones en todas las partes afectadas a distintos niveles y con distintos grados de implicación en el asunto

  • En el apartado extradeportivo, la no llegada de David De Gea al Real Madrid pasará factura, y muy seriamente, a tres de los grandes actores implicados en el proceso, que verán como sus marcas se resentirán seriamente ante el desenlace final de la operación




Y al final, sorpresón. Cuando todo el mundo daba por hecho a media tarde del día de ayer del fichaje del internacional español David De Gea por el Real Madrid, que conllevaba a su vez el traspaso de Keylor Navas, actual guardameta madridista, al Manchester United, una serie de cambios a última hora en el contrato que vincularía al guardameta costarricense con la entidad británica propiciaron un retraso por parte de ésta a la hora de remitir los acuerdos firmados a la Liga de Fútbol Profesional, que no pudo confirmar otra cosa que la no entrada en plazo reglamentario de los mismos y, consecuentemente, materializar el frustrado fichaje del que iba a ser la incorporación más mediática de Florentino Pérez. Sin embargo, ese fracaso en la llegada del guardameta del United ha dejado muy tocadas a nivel mundial la imagen de tres grandes marcas, tres partes implicadas en un proceso que se ha ido dilatando y complicando con el paso del tiempo hasta llegar a la situación más surrealista que se recuerda en un cierre de mercado de fichajes en el fútbol español.

3 grandes marcas muy dañadas por el frustrado caso De Gea



Como hemos venido contando a lo largo de todas estas semanas, tres actores han sido los grandes implicados en el fichaje del jugador internacional del Manchester United por el Real Madrid, cada uno con sus propios intereses pero con un objetivo común: el tratar de que David De Gea acabara recalando finalmente en el Santiago Bernabéu como recambio de Iker Casillas.

Sin embargo, la como decimos surrealista situación vivida en el día de ayer ha provocado un daño de proporciones aún no calculadas para la imagen de marca de dichos tres protagonistas, una verdadera crisis de reputación cuyo alcance y contenido de la misma aún está por determinar. En Marketing Deportivo MD analizamos quiénes van a sufrir, sobre todo a nivel de reputación de marca, las grandes consecuencias de la no llegada (al menos por ahora) de David De Gea al Real Madrid.

1.- Marca Real Madrid



Si hay una entidad cuya marca va a quedar seriamente dañada por la incomprensible situación vivida en la noche de ayer en las oficinas tanto de La Liga como del propio estadio Santiago Bernabéu es la propia marca Real Madrid, que de la mano de su presidente, Florentino Pérez, ha visto como el fichaje del internacional español se ha ido complicando hasta emborronar, aún más si se puede, la ya de por sí difícil situación que se adoptó en el club blanco con la salida de Iker Casillas.

Una de las principales consecuencias que tuvo la marcha de Iker Casillas del Real Madrid fueron las enormes críticas que la entidad presidida por Florentino Pérez recibió por la manera en la que se despidió al que había sido santo y seña de la entidad madridista en los últimos años, unas críticas que si bien tenían como principal destinatario el máximo mandatario madridista, incapaz de ofrecer un merecido homenaje a las grandes estrellas del club que abandonan el mismo, se veían reflejadas fundamentalmente en la marca Real Madrid.

El fichaje de David De Gea era visto en la entidad blanca como la tabla de salvación a la que agarrarse para tratar de recuperar algo del daño provocado por la no bien gestionada mediáticamente hablando salida de Casillas de la entidad. Un fichaje mediático de última hora, a los que tan acostumbrados tiene Florentino Pérez a la afición madridista (fichajes de última hora fruto, por otro lado, de estudiadas estrategias de marketing que tratan de acaparar la atención mediática dentro del último día de fichajes a favor del club blanco) se veía como el bálsamo ideal para tratar de recuperar una imagen, la del Real Madrid, seriamente dañada por el caso Casillas, que ve como sus últimos coletazos (al menos por ahora), el fichaje de su sustituto, vuelve a poner en evidencia a la entidad.

2.- Marca Jorge Mendes



El omnipresente. El todopoderoso. El mayor representante de jugadores de fútbol que jamás haya visto este deporte. Cualquier movimiento dentro del mercado pasa, directa o indirectamente, por las manos de un Jorge Mendes que ha visto como este frustrado fichaje va a pasar factura a su imagen de marca de igual manera que le sucede a la del Real Madrid. Con casi 500 jugadores bajo su paraguas, Jorge Mendes firmó hace ahora a uno de los llamados a ser mejores guardametas del mundo en el corto y medio plazo: un David De Gea cuya estancia en las islas no llegó a ser nunca bien asimilada por el jugador, que ansiaba volver al fútbol español.

La incorporación al portfolio de jugadores representados por el agente portugués tenía un objetivo claro: devolver al ex del Atlético de Madrid a la Liga Española y si podía ser posible, a su gran objetivo desde que comenzó a sonar su nombre como sustituto de Casillas: al Real Madrid. Nada ni nadie llegó a poner en duda en algún momento la insuficiencia o incapacidad del siempre todopoderoso Jorge Mendes  para no lograr desembarcar a David De Gea en el conjunto blanco. La jugada además era redonda para los intereses del representante. El asunto Iker Casillas se había enquistado tanto que había provocado la marcha del guardameta blanco, lo que a su vez se traducía en una imperiosa necesidad por parte de Florentino Pérez por incorporar a otro jugador que viniera a cubrir el roto que, mediáticamente y de cara a la afición, había dejado la salida de Casillas. A pesar de tener la portería bien cubierta con Keylor Navas y Kiko Casilla, desde la planta noble del club consideraron necesario adelantar la incorporación, un año antes, de David De Gea, prevista para el año que viene, cuando quedaba libre.

Todo era redondo para los intereses de Mendes. El Madrid debería afrontar una operación que rondaría los 40 millones de euros (recordemos que el año que viene llegará a coste cero al finalizar su contrato con el Manchester United) de los que el representante se llevaría una importante tajada. La no llegada finalmente de De Gea y por asuntos burocráticos ha dejado fuertemente afectada la principal línea de flotación de la marca Mendes, un duro golpe del que será más que interesante observar cómo sale del mismo el rey Midas del fútbol mundial.

3.- Marca adidas



La tercera afectada en toda esta entramada red de intereses que suponía el fichaje de David De Gea por el Real Madrid y que finalmente no podrá ser hecho realidad. La salida de Iker Casillas del conjunto blanco dejó otra importante damnificada dentro de la entidad: la firma alemana adidas, que veía como uno de sus principales baluartes dentro del cuadro madridista abandonaba el club, algo esperado por otra parte, pero con destino a una entidad que causó sorpresa en todo el mundo, incluso en la propia marca: el Oporto portugués, quizás el peor destino de todos cuantos se hablaban para los intereses comerciales de adidas por la escasa repercusión que la entidad lusa proyecta a nivel mundial.

Con Casillas en el Oporto, adidas necesitaba un nuevo faro guía en el Real Madrid. Los últimos movimientos de Nike en torno al conjunto blanco (casi el 60% de la actual plantilla madridista son embajadores de la firma norteamericana) obligaban a la firma alemana actuar y lo más rápidamente posible. Y la solución pasaba por la llegada de David De Gea. El internacional español, otrora representante de Nike, finalizó su alianza con la marca de Oregon a finales de la temporada pasada, momento desde el cual se pudo ver al pretendido guardameta alternar tanto en botas como en guantes distintas marcas, lo que llevó la incertidumbre acerca de cuál sería el destino del portero del United con respecto a las firmas comerciales interesadas en él.

Sin embargo, la pretemporada de este año vino a demostrar que De Gea ya había elegido: adidas se había anticipado a sus rivales y, a pesar de que no había (ni ha) sido presentado aún como nuevo embajador de la marca alemana, De Gea lleva luciendo desde el pasado mes de Junio tanto botas como guantes de la marca germana. ¿A qué espera adidas para presentarlo? Principalmente, a su incorporación al Real Madrid. La supuesta llegada de De Gea al Real Madrid habría dado la vuelta al mundo mediáticamente hablando, momento que aprovecharía la firma para presentar en sociedad a su nueva incorporación.

Pero el vuelco de última hora en las negociaciones provocará una situación de la que adidas quería huir a toda costa: la permanencia de un De Gea en el Manchester United muy probablemente relegado durante toda la temporada a la grada o al banquillo de Old Trafford en el mejor de los casos, con el ostracismo que ello supondrá a la compañía alemana con su nuevo embajador. Y a pesar de las voces que afirman que al fin y al cabo el United no deja de ser otro club adidas, no eran esos los planes que tenían reservados en la firma para De Gea.

Un fichaje mal gestionado y mal llevado desde el principio y tres importantes marcas que van a sufrir, en primera persona, las consecuencias de un frustrado movimiento de mercado que amenaza con crear una importante crisis de reputación en las mismas.

Participa y comenta esta noticia

 
Top