• La firma de Baltimore acaba de alcanzar un acuerdo con la NBA para convertirse en patrocinador oficial del Draft Combine a partir de la temporada 2018, acuerdo que ha cogido fuera de lugar completamente a Nike, que recientemente firmó con la propia NBA una alianza para sustituir a adidas como principal sponsor a partir del año 2017




Si alguien pensaba que la batalla entre Under Armour y Nike en los Estados Unidos por conquistar la una cada vez más terreno a la otra y por defenderse, la otra, de las embestidas cada vez más preocupantes para su futuro dentro del sector de su nueva gran rival, Under Armour, estaba completamente equivocado. Y aunque tras el acuerdo alcanzado por Nike con la NBA  para tomar el relevo de adidas en la mejor liga de baloncesto del mundo parecía haber puesto tierra de por medio a favor de Nike, el nuevo acuerdo alcanzado por Under Armour con la propia NBA viene a demostrar que la batalla está aún mucho más viva de lo que a Nike le gustaría encontrar a estas alturas.

Under Armour se queda con el Draft Combine de la NBA



La multinacional norteamericana Under Armour ha alcanzado un importantísimo acuerdo de patrocinio de uno de los eventos más mediáticos dentro de la liga de baloncesto más importante del mundo, la NBA, y que determina la elección de las jóvenes promesas de cada temporada: el Draft Combine de la NBA, del cual se convertirá en sponsor oficial a partir del año 2018.

Fruto de ese acuerdo, además de conceder una importante notoriedad a Under Armour, la marca de Baltimore se hace además con los derechos necesarios para ser patrocinador oficial de Jr. NBA, el programa de las ligas de baloncesto para jóvenes que tiene la organización y que pretende formar a más de cinco millones de niños en sus dos primeros años con diversas actividades.


Un evento cada vez más mediático



La marca presidida por Kevin Plank desarrollará una línea de ropa técnica y deportiva vinculada al Draft además de desarrollar una app, NBA Fit, que incluirá ayuda y consejos relacionados con el entrenamiento y el fitness. Todo ello, junto con el acuerdo alcanzado, supondrá un duro golpe en toda la línea de flotación de Nike, que no esperaba dicho acuerdo después de la alianza alcanzada para sustituir a adidas a partir de 2017.

El Draft de la NBA, al igual que ocurre con el de la NFL, se está convirtiendo en un evento cada vez más mediático e importante y atractivo para las firmas y marcas comerciales, capaz de congregar a millones de aficionados ante las pantallas de televisión para seguir las elecciones de las diferentes franquicias de las jóvenes promesas que dominarán el baloncesto de la NBA en el futuro. Dicho acuerdo además supone un duro golpe a la estrategia de Nike de hacerse con los principales rookies de cada año para garantizarse a las futuras estrellas de la NBA. Ahora, con el acuerdo de Under Armour con la NBA a buen seguro que encontrarán muchos más obstáculos que impedirán adquirir tales acuerdos con la facilidad que hasta ahora lo hacían.


Participa y comenta esta noticia

 
Top