Las razones del "No" de Boston
  • Unos ingresos a obtener y una generación de puestos de trabajo muy por debajo de las previsiones realizadas en ambos casos, unido a un incremento en los costes a incurrir inicialmente no previstos, verdaderas razones del definitivo "No" de Boston a dichos Juegos según un informa de una consultora norteamericana




Casi un mes después de que las autoridades de la ciudad de Boston anunciaran su renuncia a ser la candidata que previamente había elegido el Comité Olímpico Estadounidense, USOC, para postularse como sede de los Juegos Olímpicos de 2024 argumentando discrepancias con el acuerdo a firmar (en caso de ser elegida) con el Comité Olímpico Internacional, comienzan a filtrarse a los medios de comunicación las verdaderas razones que estarían detrás del "No" de Boston a ser aspirante para organizar dicho evento.

Boston sorprende y renuncia a los Juegos de 2024



Apenas seis meses después, el sueño olímpico de la principal ciudad de Massachusetts quedó en apenas nada tras la renuncia de Boston a presentarse a dicha elección ante el COI. Los motivos entonces argumentados para fundamentar dicha decisión se ampararon, según  su alcalde Martin Walsh, en la negativa a la firma de un contrato con el COI según el cual dicho organismo quedaría eximido de cualquier costo extra que implicase la organización del evento, un costo que por otro lado, debería ser asumido por la ciudad norteamericana.

Por tal motivo, hace ya casi un mes el alcalde hizo oficial la renuncia a la candidatura para dichos Juegos, que motivó que el USOC pasara nuevamente a estudiar la viabilidad o no de presentar una nueva candidatura para competir con las que ya confirmadas hasta la fecha: París, Roma, Toronto, Hamburgo y Budapest.

Las razones del "No" de Boston



Ahora se ha podido conocer, sin embargo, otras razones mucho más pecuniarias que la anteriormente expuesta que explican los por qué del no dado por Boston a dicha candidatura. Así, una auditoría independiente encargada por el propio consistorio habría determinado que el impacto económico que la organización de los Juegos Olímpicos de 2024 sería mucho inferior a lo previsto y sus costes habrían superado en casi 1.000 millones de dólares  más los previamente planificados.

Boston había propuesto unos Juegos Olímpicos con una inversión de casi 5.000 millones de dólares (4.600 millones de dólares), aunque el informe de auditoría presentado por la consultora The Brattle Group estiman que los mismos se habrían disparado con una desviación de hasta casi 1.000 millones de dólares más. Igualmente el informe expone que las expectativas tanto en generación de empleo como en ingresos a obtener se habrían realizado muy por encima de los datos reales que, en base a dicha auditoría, conseguiría la ciudad con la organización del evento.


Participa y comenta esta noticia

 
Top