¿Es el logo de Tokio 2020 un plagio?
  • Un diseñador belga acusa al Comité Organizador de Tokio 2020 el haber seleccionado como logo de los Juegos Olímpicos de 2020 una creación que plagia un logotipo suyo diseñado en el año 2011 para el Teatro de Lieja




¿Es el logotipo de Tokio 2020 un plagio? Con esta pregunta se levantaba todo el movimiento olímpico hace tan sólo unas horas después de conocerse la denuncia realizada por un diseñador belga que acusa al Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 de haber dado viabilidad a un proyecto que, a poco que se hubieran preocupado en investigar, en opinión de dicho diseñador, habrían podido comprobar las enormes similitudes existentes con el diseño realizado por el creador belga hace ya algunos años.

¿Es el logo de Tokio 2020 un plagio?



Hace tan sólo unas horas el Gobierno de Japón y el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 han defendido la legalidad y limpieza del proceso llevado a cabo para la elección del logo del evento olímpico de dicho año, de enorme similitud con la creación realizada por un diseñador belga para un teatro de ese país.

Hace tan sólo unos días pudimos conocer el diseño del logo de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que fue presentado en medio de una solemne ceremonia y donde se pudo ver la obra concebida por el jaónés Kenjiro Sano, que consta de una enorme "T" con un punto rojo al lado de la misma.

Una copia del logo del Teatro de Lieja



La polémica ha surgido cuando un diseñador belga, de nombre Olivier Debie, denunciara en redes sociales a dicho Comité Organizador por supuesto plagio del logotipo que él mismo diseñó hace dos años para el Teatro de Lieja, un logotipo que puede verse en la entrada de dicho teatro.

El ministro portavoz del Gobierno japonés, Yoshihide Suga, ha informado que el Comité Organizador fue muy escrupuloso en todo el proceso de elección del logotipo, llevando a cabo la pertinente y preceptiva evaluación  a nivel internacional de marcas registradas antes de anunciar, de manera oficial, la elección del diseño en cuestión.

En relación a ello, Suga confirmó que en el informe de investigación llevado a cabo por el Comité Organizador de Tokio 2020 se dejaron constancia cierta similitud existente con el logotipo vencedor y varias marcas registradas a nivel internacional, aunque no encontraron problemas legales suficientes o imponderables insalvables que evitaran su elección.

Tanto el diseñador belga, Olivier Debie, como el Teatro de Lieja están estudiando emprender acciones legales por usurpación de marca y plagio.


Participa y comenta esta noticia

 
Top