El restaurante de Woods le cuesta 8 millones de dólares
  • La nueva aventura empresarial del jugador estadounidense le ha supuesto una inversión global de más de 8 millones de dólares para un restaurante ubicado en una de las zonas más exclusivas de toda Florida

  • El gran objetivo del golfista ahora es el dar a conocer un negocio para el cual no puede usar su propio nombre como marca comercial por impedimento de Nike, propietaria de sus derechos




La inmensa fortuna que acumulan las grandes estrellas del mundo del deporte durante su carrera profesional les lleva, en muchas ocasiones, a tratar de invertir en negocios que garanticen una cierta rentabilidad al dinero obtenido gracias a su práctica deportiva encuadrados en sectores que nada tienen que ver con ella. El último en dar un paso hacia adelante en este sentido ha sido el golfista norteamericano Tiger Woods, que ahora que se encuentra sumido en un importante bache de juego desde hace meses, se ha lanzado al mundo de la restauración con la apertura de su propio restaurante en una de las zonas más exclusivas de Florida.

El restaurante de Woods le cuesta 8 millones de dólares



Ya es oficial. El restaurante que Tiger Woods planeaba abrir en una de las zonas más elitistas de toda Florida se ha hecho realidad y el jugador ha comenzado a promocionar la apertura del último negocio en el que se ha inmerso: el mundo de la restauración.

Pero esta nueva aventura empresarial del jugador estadounidense no le ha salido, ni mucho menos, barata. La nueva empresa de Woods le ha supuesto al golfista la nada despreciable cuantía de más de 8 millones de dólares, una cifra espectacular más si tenemos en cuenta que uno de los grandes atractivos que el jugador podría emplear para su promoción, su propio nombre, no puede ser utilizado ante el impedimento que le ha impuesto su principal patrocinador personal, la marca norteamericana Nike.

Nike prohíbe a Tiger Woods utilizar ¡su propio nombre!



Como ya comentamos el pasado mes de marzo, esta nueva iniciativa dentro del mundo de los negocios en la que se embarcaba el jugador nacía ya desde un primer comienzo con un serio lastre tras de sí y propiciado, paradójica y sorpresivamente, por una de las firmas que más ha apoyado a Tiger Woods en los momentos más difíciles de toda su carrera: Nike.

Así, su nuevo objetivo de adentrarse en el mundo de la restauración fue objeto de sorpresa dentro del sector no por el emprendimiento en sí sino más bien por el nombre con el que el jugador decidía promocionar su nuevo restaurante en la zona más exclusiva de Florida: el Woods Jupiter: Sports and Dining Club in Jupiter, un nombre poco comercial y que haría llevarse las manos a la cabeza a cualquier profesional del mundo del marketing.

El gran objetivo de Woods es que, finalmente, su restaurante sea conocido como el Woods Jupiter. La pregunta al por qué de dicho nombre la encontramos en la propia Nike. La marca es propietaria de los derechos comerciales de Tiger Woods hasta el punto de decidir sobre la utilización de su propio nombre, de tal modo que incluso el jugador debe solicitar permiso a la entidad norteamericana para utilizarlo con fines comerciales, algo a lo que hasta ahora se ha negado en rotundo. Así,  Tiger Woods no puede utilizar su nombre de manera conjunta, nombre y apellido como es conocido mundialmente, sin antes pedírselo de manera formal a la propietaria de dichos derechos, Nike. Un peaje quizás demasiado caro por el apoyo recibido durante los momentos más delicados del jugador protagonizados por el escándalo de índole sexual que estuvo a punto de acabar con su carrera en este deporte.

Participa y comenta esta noticia

 
Top