Cristiano se compra así mismo
  • La filtración por parte del autor que se encargará del trabajo del nuevo encargo del jugador portugués ha puesto en el foco de la atención mediática a un jugador que no logra desprenderse de la imagen de arrogancia y alta estima que transmite al exterior con sus gestos y con este tipo de detalles, algo que puede ir en serio perjuicio de la explotación comercial de la misma




En más de una ocasión, las acciones y gestos de las grandes estrellas del mundo del deporte pueden generar en su propia imagen un importante daño, una crisis de reputación de la misma que minusvalore la apreciación que de ella tienen los aficionados o, incluso, como es el caso, que provoquen un distorsionamiento de la imagen proyectada al exterior que resulte, posteriormente, de difícil corrección para los intereses de dicha estrella. Algo de esto le ha sucedido al internacional portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, con su último y peculiar encargo.

Cristiano se compra así mismo



El crack luso del Real Madrid y de la Selección Portuguesa de Fútbol volverá a ser, sin lugar a dudas, el foco de la atención mediática tras el último movimiento emprendido por el jugador que, a buen seguro, dará que hablar en medios de comunicación y redes sociales.

Hasta 30.000 euros se ha gastado el jugador blanco en su nuevo y último capricho: una réplica en cera de su figura a tamaño natural que será diseñada y creada por el artista Michael Wade, autor de la que ya figura en el Museo de Cera de Madrid y, a su vez, artífice de la filtración a la prensa de un gesto que, muy probablemente, no guste nada por las consecuencias que tendrá su conocimiento al propio Ronaldo.

Una imagen dañada



Wade afirmó haber recibido el encargo de Cristiano Ronaldo para la creación de una nueva estatuta de cera suya propia, para lo que les envió una equipación y unas botas de fútbol suyas, y con un único requisito: que le dejaran el pelo suelto. La noticia, que aún no ha comenzado a circular por redes pero que a buen seguro lo hará en las próximas horas, ha provocado cierto malestar en el entorno del jugador.

Gestos como éste no ayudan a suavizar la imagen que el crack luso tiene en muchas ocasiones de arrogancia y de elevada autoestima, lo que le ha provocado más de un altercado con los aficionados, y que le ha llevado ha ser reorientado por sus asesores para tratar de hacerle ver la necesidad de mejorar la misma no ya sólo por la transmisión que hace de su propia imagen de cara al exterior sino por el daño que este tipo de gestos puede provocarle a nivel comercial entre las firmas y marcas interesadas, que buscan estrellas capaces de transmitir valores menos individualistas como los que transmite con sus gestos el crack luso.

Cristiano Ronaldo ya tiene una réplica en cera a tamaño natural en el Museo de Cera de Madrid y otra en su localidad natal, Funchal.

Participa y comenta esta noticia

 
Top