adidas se plantea vender su división de golf Taylor Made
  • Tras los números presentados por la división de la marca alemana para el mundo del golf, adidas se plantea vender al menos hasta dos marcas de Taylor Made para tratar de minimizar al máximo el impacto negativo de los números de la misma sobre las cuentas de la firma germana




Hace tan sólo unos días informábamos de los buenos números que, por fin y tras varios trimestres consecutivos con cifras negativas para la marca, obtenía la firma adidas en el último semestre del año en curso, unos números que arrojaban una cifra de beneficios de 367 millones de euros, un incremento del 5,4% respecto al año anterior. Y sin embargo, estos números podrían haber sido mejores sino hubiera encontrado la firma un nuevo e inesperado lastre que le impide despegar de manera notable a nivel económico: su división de golf, Taylor Made.

Reebok se recupera; Taylor Made, preocupa



Las cuentas presentadas por la multinacional alemana adidas correspondientes al primer semestre del año en curso han comenzado a generar movimientos dentro de la marca tendentes a optimizar, de la mejor manera posible y con el objetivo de obtener una mayor rentabilidad a sus estrategias, que tienen como principal damnificada a su división de golf, Taylor Made, firma que parece haber cogido el relevo a Reebok en el aspecto negativo de la compañía tras los números presentados en ese informe semestral.

Así, si bien la compañía se encontraba con la agradable sorpresa de la recuperación de su filial Reebok, uno de los grandes dolores de la compañía en los últimos años a nivel económico, con un incremento en su facturación de alrededor del 15,1%, la compañía se encontraba con el lado negativo de estos números, el que presentaba su división para el mundo del golf, Taylor Made, que obtuvo un descenso en sus ingresos de hasta un 3,1% en relación al mismo periodo del año anterior.

adidas se plantea vender su división de golf Taylor Made



Ante esta situación, la firma ha decidido atajar de raíz el impacto negativo que esta división está provocando en su facturación y ha puesto en marcha importantes estudios de viabilidad respecto de la marca que ayuden a valorar la posible venta de la misma en un periodo corto de tiempo, sobre todo de sus marcas Adams y Ashworth, hecho este que la propia compañía dio a conocer en la comunicación de dichas cuentas semestrales a sus inversores.

El objetivo perseguido por la compañía es tratar de evitar al máximo la misma situación vivida con Reebok en los últimos años y que sólo una reestructuración total de su target así como de su estrategia de expansión han conseguido frenar la enorme sangría en la que se había convertido.

adidas adquirió la firma Ashworthen el año 2008 a cambio de 55 millones de euros, cantidad de la que más del 50% correspondía a la asunción de deuda. Cuatro años después, en 2012, la marca Adams fue adquirida por la marca alemana a cambio de 53 millones de euros en un intento de la compañía de fortalecer su presencia dentro de este deporte.

Participa y comenta esta noticia

 
Top