adidas mete en un lío a Under Armour con su oferta a James Harden
  • La megaoferta presentada por adidas de 200 millones de dólares para hacerse con los servicios de James Harden ha dejado en ridículo el acuerdo que tiene el último MVP de la temporada regular de la NBA y campeón del anillo con los Warriors, Stephen Curry, con Under Armour

  • La llegada de Stephen Curry a Under Armour se produjo hace apenas un par de años tras lograr arrebatárselo a Nike, que ofreció al jugador 2,5 millones de dólares por renovar con la marca de Oregon




Muy probablemente no haya sido intención de la firma alemana adidas (o quizás sí puesto que en este sector tan sumamente profesionalizado nada puede darse por descartado) pero lo cierto es que con la oferta de 200 millones de dólares que la compañía ha puesto encima de la mesa a la estrella de los Houston Rockets, James Jarden, la marca germana, a la vez que estaba disputando un importante pulso a Nike, firma que tiene hasta finales de la semana que viene para al menos igualar la oferta y retener al jugador, ha metido en un verdadero lío a la compañía que le ha desbancado del segundo puesto en el mercado estadounidense el pasado año: la firma de Baltimore, Under Armour.

Una oferta estratosférica que sitúa a James Harden a las puertas de adidas



En nuestra edición de ayer traíamos como noticia destacada la superoferta que la multinacional alemana adidas ha realizado a la estrella de los Houston Rockets y de la NBA, James Harden, una oferta de 200 millones de dólares por 13 años de relación que deja a Nike, firma que patrocina en la actualidad a James Harden y que tiene a la barba más conocida de toda la NBA en su catálogo de embajadores, en una situación harto complicada a la espera de conocer la contraoferta definitiva de Nike antes de que concluya el periodo de tanteo que tiene sobre el jugador a finales de la semana que viene.

El movimiento, que ha revolucionado el sector y que ha acaparado portadas en medios de comunicación y redes sociales, se encuadra dentro de la nueva estrategia marcada por adidas en su relación con la NBA, una estrategia que pasa por el abandono, en el año 2017, del acuerdo con la NBA por el que viste a todas las franquicias de la organización, para centrarse en las estrellas, auténticas protagonistas de este deporte.


adidas mete en un lío a Under Armour con su oferta a James Harden



Sin embargo, la oferta presentada por adidas a James Harden no sólo tiene como principal damnificado a Nike, que ahora se debate en la conveniencia o no de realizar otro importante sobreesfuerzo económico en el apartado de embajadores de la compañía dentro de la NBA después del pulso que ganó a Under Armour por Kevin Durant, una victoria no obstante que no le salió nada barata: más de 300 millones de dólares por un contrato de 10 años de duración, sino que además, y como daño colateral podríamos llamar tiene a Under Armour como un tercer implicado que ve cómo puede peligrar su relación con la que es hasta ahora su estrella dentro de la competición: Stephen Curry.

Las dos ofertas anteriormente citadas dejan en ridículo el acuerdo en su día firmado por Stephen Curry y Under Armour, hace ahora apenas dos años, y que permitió la salida del jugador de los Warriors de Nike con destino a la marca presidida por Kevin Plank. Recordemos la situación: después de sus primeros cuatro años en la NBA de la mano de Nike, la firma de Oregon le ofrece a Curry la posibilidad de renovar a cambio de 2,5 millones de dólares anuales, una oferta que los representantes del jugador, que ya presentaba un potencial importante en aquellos momentos como estrella de este deporte pero que no tenía la consideración ni los galones que tiene en la actualidad, consideraron insuficiente, sobretodo cuando había una marca, Under Armour, que ofrecía al crack de los Warriors casi 4 millones de dólares anuales en su contrato, lo que terminó decantando la operación a favor de la marca de Baltimore.

A Under Armour le toca reaccionar



El que adidas ofrezca al último MVP elegido por los jugadores de la NBA 200 millones de dólares o que tan sólo unos meses antes la propia Under Armour obligara a Nike a efectuar un desembolso de 300 millones de dólares por Kevin Durant se han convertido en una importante amenaza para una Under Armour que sabe que la cotización del último MVP de la temporada regular de la NBA y uno de los artífices de la conquista del anillo de los Warriors ha subido como la espuma hasta el punto de tener que sentarse a renegociar el acuerdo más pronto que tarde ante la amenaza de dos firmas rivales como adidas y Nike.

La operación se antoja en una victoria del jugador frente a Under Armour, toda vez que la marca ya ha proclamado en más de una ocasión su intención de convertir a Curry en la punta de lanza de su estrategia dentro de la NBA para las próximas temporadas con vistas al sueño imposible de Under Armour: el billón de dólares en la NBA.



Participa y comenta esta noticia

 
Top