Y a pesar de todo, Nike ganó dinero con LeBron
  • A pesar de perder la Final de la NBA ante los Warriors y aunque su principal embajador dentro del mundo del baloncesto quedó eclipsado por la irrupción de Stephen Curry, Nike volvió a demostrar que, aún en la derrota, en la industria del deporte es posible obtener beneficios

  • La marca incrementó hasta un 13% la venta de zapatillas de LeBron desde su vuelta a los Cavs




Era una historia perfecta para Nike. La vuelta del hijo pródigo a la ciudad que le dio en su día la oportunidad de debutar en la NBA y de convertirse en la estrella que hoy es, el regreso a casa con el único objetivo de devolverle la confianza que en su momento depositaron los Cavs para hacer de LeBron el mejor jugador de la NBA en la actualidad, una confianza que debería ser devuelta con el anillo de campeón de la NBA esta temporada. Y, aunque todo estaba previsto para ello, el destino quiso ser esquivo con la gloria de LeBron, de los Cavs, y de la propia Nike. Aunque esta última aún tiene motivos para sonreir, pese a la derrota.

Imagine, de Nike



Nada más concluir el sexto y fatídico encuentro para los Cavs y LeBron, la marca norteamericana activó su ya famosa Imagine, una campaña con la que pretendía endiosar aún más la grandeza de su máximo embajador dentro de la NBA, LeBron James, pese a la derrota y a pesar de los muchos obstáculos interpuestos en el camino a lo largo de la temporada.

Con una secuencia de acontecimientos en los que muchos quisieron ver un tinte épico que trataba de dar Nike a LeBron, la firma no trataba otra cosa que minimizar el enorme mazazo que supuso un Final inesperado para una historia que esperaba un final feliz, aunque no fue así. La gloria fue para Curry, los Warriors y, sobretodo, Under Armour, que vivieron una de sus noches más ilusionantes en la NBA. Pero a pesar de ello, en la sede de Nike seguían felices. Y tenían motivos para ello.

Y a pesar de todo, Nike ganó dinero con LeBron



Cualquier aficionado a los Cavs a buen seguro aún se lamenta de la oportunidad perdida de volver a saborear la gloria de la conquista de un anillo en la NBA después de tantos años sin hacerlo. Pero a nivel de marketing deportivo, nuevamente la industria de este deporte ha vuelto a demostrar, en este caso con el vínculo LeBron James-Nike que, aún en la derrota, es posible sacar rédito a la situación. Y en Nike bien que lo han hecho.

Como decimos, mientras gran parte de la afición de los Cavs aún se lame las heridas del enorme zarpazo que los Warriors le han asestado arrebatándoles un anillo que estaba predestinado a LeBron con la vuelta a su equipo, en Nike se frotaban las manos incluso antes de comenzar la serie Final y aún a sabiendas que, aunque cayera derrotado, el trabajo ya estaba hecho.

La vuelta de LeBron a Cleveland supuso que el negocio de Nike se disparara. En marzo, la marca informó que las ventas de las zapatillas del crack de los Cavs se incrementaron un 13% en los últimos 12 meses hasta alcanzar los 340 millones de dólares, incremento motivado, en gran parte, por su retorno a la franquicia que le dio la oportunidad de debutar en la NBA.

La exposición de la marca durante todo el pasado verano con su traspaso a los Cavs desde Miami se incrementó de manera exponencial y en la ciudad de Cleveland la consolidación de su posición dentro de ese mercado se apuntaló de manera firme. Además, se espera que los réditos continúen creciendo con la gira que la firma ya ha previsto por toda China y parte de Asia para LeBron en las próximas fechas.

En Nike están felices. Demuestran una vez más que el mundo de la industria del deporte presenta tantas variables que, aún en la derrota (deportivamente hablando) es posible sacar rédito a sus estrategias de patrocinio. LeBron perdió un anillo que le dio a Nike millones de dólares.


Participa y comenta esta noticia

 
Top