Pepsi se resiste a abandonar la MLS
  • A pesar de perder a finales del pasado mes de Abril el patrocinio global de la MLS, la multinacional Pepsico se resiste a abandonar el soccer USA y sigue alcanzando acuerdos puntuales de manera individualizada con las franquicias que conforman la MLS




La "guerra de los refrescos" sigue, y muy viva, dentro del deporte norteamericano y en concreto dentro de la MLS. Así, a pesar de que hace tan sólo un par de meses anunciábamos el importantísimo golpe de efecto que Coca Cola había asestado a Pepsico en la MLS arrebatándole el patrocinio de la misma (movimiento que fue respondido por Pepsico quitándole a su vez la NBA a Coca Cola), la compañía Pepsico se sigue resistiendo con uñas y dientes a abandonar el soccer en los Estados Unidos.

Pepsi se resiste a abandonar la MLS



La multinacional de refrescos y alimentación acaba de alcanzar un importante acuerdo con el filial del Manchester City en la MLS, el New York City FC, para convertirse en patrocinador oficial del club y ser el suministrador oficial de todos los productos de refrescos y alimentación durante toda la temporada 2015 a la venta en el Yankee Stadium en las categorías de refrescos, agua embotellada, té helado, patatas fritas y snacks.

El acuerdo permitirá a la marca estar presente en los soportes publicitarios habilitados por la franquicia dentro del estadio y en las pantallas gigantes del mismo, en un acuerdo en el que, al igual que ocurre con muchos otros, comparte patrocinador con el club matriz, el Manchester City. Así, en este sentido, matriz y filial tienen como patrocinadores comunes a la propia Pepsi, a Etihad, a EA Sports o Nissan. Además cuenta con otros propios como Heineken o Ford o el llamativo caso de adidas, patrocinador oficial del New York City FC mientras que Nike lo es en el Manchester City.

Guerra total entre Pepsi y Coca Cola



A finales del pasado mes de abril, Coca Cola provocaba un giro radical en el mundo del soccer de los Estados Unidos con un movimiento que muchos dentro del sector catalogaron como brillante y a su vez ambicioso, toda vez que le iba a permitir acaparar el protagonismo dentro del fútbol en los Estados Unidos además de infringir un duro golpe en este deporte a su gran rival Pepsi.

Así, la Major League Soccer y la Federación de Fútbol de los Estados Unidos anunciaron en esos días el acuerdo que alcanzaron con la compañía Coca Cola y que ligaría a ambas instituciones durante los siguientes cuatro años. De este modo, Coca Cola pasaba a ostentar el papel predominante dentro de la liga de soccer norteamericana, papel que desde el momento de su creación, allá por el año 1996, estuvo ocupando su gran rival Pepsi.

Participa y comenta esta noticia

 
Top