Nike rechazó al United en menos de una hora
  • A apenas unos días de producirse definitivamente el debut oficial de adidas en su "nuevo" club, el Manchester United, se en Marketing Deportivo MD revelamos nuevos detalles de las condiciones que puso encima de la mesa el club de Old Trafford para renovar con Nike

  • Dichas condiciones fueron calificadas desde el primer momento por los directivos de Nike como "disparatadas" y tardaron menos de una hora en dar un rotundo y definitivo "No" a la propuesta, lo que facilitó la llegada de adidas al club gracias a esa "manzana envenenada" que le dejaba Nike




Mientras Nike continua dilatando en el tiempo una tensa espera para la marca alemana adidas, que ansía ver hecho realidad cuanto antes su debut con el Manchester United, hecho éste que no se producirá hasta el próximo 01 de agosto cuando finalice definitivamente la vinculación de la firma norteamericana con el club británico, en Marketing Deportivo MD hemos podido conocer nuevos detalles acerca de las negociaciones que se produjeron en su momento entre los Diablos Rojos y la marca del swoosh y que acabaron provocando la ruptura de una relación que se presumía eterna.

Nike rechazó al United en menos de una hora



A la espera de poder ver el debut oficial de adidas en el Manchester United, Marketing Deportivo MD ha podido conocer nuevos detalles de las negociaciones que en su día mantuvieron el club británico y la que todavía era su sponsor técnico, Nike, unos detalles que han venido a confirmar algo que en este medio hemos mantenido prácticamente desde que se conoció la noticia del paso a adidas: realmente fue Nike la que rechazó de plano seguir la lado del Manchester United.

Así, cuando todo parecía prácticamente cerrado con la marca norteamericana, Ed Woodward, vicepresidente ejecutivo del club de Old Trafford, se presentó a una nueva reunión con Nike con unas nuevas pretensiones que en la marca calificaron como de disparatadas y que propició que la propia firma rechazara la propuesta del club en menos de una hora, dando pie con ello a que adidas pudiera finalmente acceder a la entidad británica.

Los motivos de un adiós



Pero, ¿qué era lo que el United puso encima de la mesa que provocó el "No" decidido de Nike? Woodward, que tras el acuerdo alcanzado con adidas es considerado en el sector como uno de los ejecutivos más incisivos dentro del mundo del fútbol, se presentó a aquella última reunión con Nike con unas pretensiones casi irrealizables: además de los ya sabidos casi 1.000 millones de euros en 10 años que pretendía obtener (recordemos que Nike prácticamente tenía cerrado el acuerdo con el United en una cifra muy cercana a los 70-75 millones de euros anuales), en Old Trafford exigían a la por entonces todavía sponsor técnico la percepción íntegra de lo obtenido por las ventas de otro merchandising elaborado por Nike y vendido bajo la impronta e identidad del club (bufandas, zapatillas, sábanas...), algo que en Nike consideraron descabellado.

Hasta entonces, con el contrato todavía vigente, dicha relación se distribuía en un 50-50: es decir, dejando al lado la proporción a repartir en el tema de la venta de camisetas (que también oscila ese porcentaje), cualquier otro merchandising fabricado por Nike con las enseñas del United y vendido en cualquier parte del mundo reportaba al club el 50% de los ingresos obtenidos por las ventas. En Nike tardaron menos de una hora en dar un rotundo "No" a las pretensiones del United lo que facilitó finalmente la llegada de adidas.

¿Rentabilizar la inversión?



En la sede de los directivos de Oregon consideraron desde el principio que una relación contractual en esos términos implicaría un desastre económico en cuanto a la tasa de retorno a obtener. Sólo el año pasado, el United facturó casi 50 millones de euros en mercancía en todo el mundo, cantidad que con las nuevas condiciones iría íntegramente a las arcas del club de Old Trafford.

En Nike rápidamente vieron la oportunidad de retirarse y dejar esa manzana envenenada a adidas que no sólo deberá hacer frente a la amortización de esos casi 100 millones de euros anuales sino además ver cómo los ingresos por merchandising irán directamente al club. Nike además ha impedido al United lucir la marca adidas por su gira de pretemporada y obligar al club a seguir luciendo Nike hasta la conclusión del contrato, algo que ocurrirá en apenas unos días. Para acabar de dar la puntilla, Nike ha puesto con un descuento de hasta el 60% todas sus camisetas de la tienda oficial que tenía en el club, que ahora será desmantelada y a la que acuden los seguidores del club por cientos para tener una elástica de los Diablos Rojos a un precio casi irrisorio, lo que motivará que todavía durante mucho tiempo se vean las gradas de Old Trafford llenas de camisetas Nike del United, un duro varapalo para adidas.


Participa y comenta esta noticia

 
Top