Nike se encomienda a Puma para aguarle la fiesta a adidas
  • El contundente triunfo de una de Argentina ante Paraguay en la segunda semifinal de la actual edición de la Copa América ha deparado, deportivamente hablando, una de las finales esperadas por la mayoría de aficionados: la anfitriona Chile ante la Argentina de Messi y compañía, dos de las grandes favoritas al inicio del torneo

  • A nivel de sponsorización técnica también se vivirá un más que interesante duelo entre Puma y adidas, con un más que descarado interés de Nike en el triunfo de Chile ante los argentinos




Ya hay final en la presente edición de la Copa América. Será el próximo sábado y enfrentará a la anfitriona Chile frente a una de las grandes favoritas, Argentina, que hace tan sólo unas horas se dio un verdadero festín ante Paraguay, a la que venció en semifinales por un contundente 6-1. Sobre el papel, a nivel deportivo, lo previsto: dos de las selecciones que partían como favoritas han acabado alcanzando la gran final. Fuera del terreno estrictamente deportivo y centrándonos en este análisis que desde el punto de vista de la sponsorización técnica llevamos realizando desde que se inició la actual edición de la Copa América, tampoco grandes sorpresas: Puma y adidas eran las marcas que partían con mayor número de representantes y las principales favoritas para alcanzar la gran Final, algo que también ha sido así. Puma con una de sus dos selecciones, Chile, y adidas con la de mayor potencial a nivel de marketing de las tres con las que participaba: Argentina. Y sin embargo, y a pesar de haber sufrido un importante varapalo en cuartos de final con la eliminación de Brasil, otra de las grandes aspirantes y única carta con la que acudía a la cita Nike, la marca norteamericana todavía tiene posibilidades de conseguir un importante hito en esta Copa América.

Nike se encomienda a Puma para aguarle la fiesta a adidas



El próximo sábado cuando el colegiado del encuentro dé el pitido inicial para que comience la gran Final, Chile tendrá tras de sí el aliento de todo un país que sueña con alzarse con la Copa América en la edición que está organizando. Sin embargo, fuera del ámbito puramente sentimental y emocional de las aficiones, dentro del marketing deportivo Chile tendrá un apoyo importante y sustancial igualmente en dicha Final: además de la apuesta que por ella realizará su actual sponsor técnico, la multinacional alemana Puma, Chile verá como otra marca, Nike, también se sumará a ese ánimo a la hora de que La Roja se alce con el título frente a Argentina.

Y aunque muchos puedan ver en ese presumible interés de Nike un mero deseo de no tratar de dar más chance aún a su gran rival en una competición donde la marca norteamericana ha pasado sin más pena que gloria de la mano de Brasil, existen intereses no tan a la vista que explican de manera justificada el por qué Nike desea fervientemente que Chile sea finalmente quién alce el trofeo cuando el colegiado del encuentro designe el final del mismo.

Chile, Just do it



La explicación a todo este escenario que estamos tratando de conformar es bastante simple y lógica por otro lado: la multinacional norteamericana será la encargada de vestir a La Roja una vez concluya la presente edición de la Copa América, tomando con ello el testigo de Puma que abandona una de las selecciones más atractivas a nivel de marketing dentro del continente sudamericano.

Por tal motivo, nadie duda de que un triunfo de Chile sería la última afrenta que Puma le haría a su hermanastra adidas antes de abandonar la selección chilena, afrenta que además beneficiaría de manera sustancial a Nike, que sería la encargada de explotar comercialmente dicho título durante los próximos meses, mucho más incluso que Puma. De hecho, nadie duda de que en Nike tendrán ya preparada toda su estrategia al respecto para el caso de que, finalmente y como decimos, sea Chile la que se alce con el título en la presente edición de la Copa América.

El pasado mes de Abril, la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile anunció que Nike ocuparía el puesto que hasta entonces había venido desempeñando Puma durante los próximos 8 años, en un contrato que oscilaría alrededor de los 7 millones de dólares anuales. La salida de Puma se debió, en gran parte, al interés de la ANFP de obtener casi el doble de lo que hasta entonces estaba percibiendo de la marca alemana, esto es, Puma abonaba en torno a los 18 millones de dólares en un contrato a cuatro años que se inició en el año 2011 mientras que la Asociación chilena pedía un contrato mínimo de cuatro años de casi 30 millones de dólares.

Así pues, Puma dispondrá de apenas un mes para tratar de explotar al máximo un potencial triunfo de Chile en la Copa América. A partir del próximo 01 de Agosto, Nike sería la encargada de rentabilizar ese posible triunfo y a buen seguro que ya tendrá previstas las estrategias necesarias para, llegado el caso, activar dicha explotación de manera exitosa.

Participa y comenta esta noticia

 
Top