Los derechos TV de la NBA, claves en el "No" de Llull a Houston
  • Una de las claves del "No" de Sergio Llull a los Houston Rockets y su renovación por el Real Madrid podría estar en la entrada en vigor del nuevo acuerdo por los derechos de televisión en la NBA el año próximo y la consiguiente subida del límite salarial en las franquicias




Al final no se concretó. Sergio Llull, uno de los baluartes de este Real Madrid ganador de todo cuanto ha jugado en la última temporada, dijo "No" a una en teoría mareante oferta de los Houston Rockets por el base español para incorporarlo ya esta misma temporada a sus filas y renovaba, durante los próximos 6 años, por el Real Madrid, un gesto que muchos han destacado como de gran madridismo pero que sin embargo esconde algo más en toda esta decisión.

La megaoferta de los Rockets



Convertido en uno de los grandes pilares sobre los que se ha asentado el Real Madrid de baloncesto de la presente temporada, su decisiva y destacada actuación durante la última final de la ACB fueron claves para encumbrar a Sergio Llull a lo más alto del baloncesto europeo, tanto como para llamar la atención de una de las franquicias más poderosas de toda la NBA: los Houston Rockets.

De este modo, nada más concluir la temporada, comenzaron a filtrarse en la prensa la supuesta megaoferta que los Rockets ponían sobre la mesa de los representantes del jugador para que el mismo se incorporara a la disciplina del equipo de Houston ya a partir de la próxima temporada: 21 millones de euros por tres años, siete millones por temporada, una cifra que convertiría a Llull no sólo en el rookie mejor pagado de la historia de la NBA sino muy por encima de lo que cobrará el actual número 1 del Draft y muy próximo al sueldo de figuras ya consolidadas como Dirk Nowitzki o el propio Pau Gasol.


Los derechos TV de la NBA, claves en el "No" de Llull a Houston



Pero nada más lejos de la realidad. La oferta de Houston no alcanzaba estas cifras aunque sí que era realmente importante: casi cinco millones de euros por cada una de las tres temporadas que se le ofrecían, esto es, 15 millones en total que descontados los 5 millones de la cláusula de rescisión del Real Madrid, se quedarían en unos 10 millones de euros por los tres años. Es decir, el primer año lo jugaría casi gratis el jugador español para obtener, al final de los mismos, una media de algo más de tres millones de euros anuales, un poco más de lo que cobrará en el Real Madrid con su nuevo contrato. ¿Merecía la pena?

Si a alguien aún le quedaban dudas de si la opción de Llull ha sido la mejor, baste otro dato aún mucho más esclarecedor. La NBA entrará en una nueva fase a partir de la temporada que viene con la puesta en vigor del nuevo acuerdo de los derechos televisivos en la misma, un acuerdo que incrementará el límite de la masa salarial de las franquicias y ahí es donde juega un importante papel toda esta decisión.

Con este nuevo escenario, y plantándonos en que el interés de Rockets o de cualquier otra franquicia se mantenga y que Llull siga rindiendo al mismo nivel, los números que se le podrían ofrecer si que estarían cerca de esos 21 millones de euros. Si tenemos en cuenta que con el nuevo acuerdo con el Real Madrid la cláusula de rescisión se ha bajado sensiblemente, Llull por esos tres años podría obtener una cifra cercana a los seis millones de euros anuales, muy superior a lo que cobra cualquier gran estrella en Europa. El propio Llull dejaba las puertas bien abiertas a una posible vuelta del interés de la NBA: "Nunca hay que cerrar las puertas a la NBA aunque soy muy feliz aquí". Quizás la respuesta a todo este asunto, que el mismo Llull se encargó de reconocer que "habrá gente que no lo entienda" la tengan los derechos de televisión de la NBA que entrarán en vigor a partir de la próxima temporada.

Participa y comenta esta noticia

 
Top