Las ventas de Under Armour se disparan en el último trimestre
  • Under Armour sigue rompiendo moldes y vuelve a presentar un trimestre con un ritmo de crecimiento superior al 20%

  • Los buenos resultados económicos se han visto fuertemente respaldados por los extraordinarios resultados deportivos, lo que ha propiciado que la compañía rectifique al alza las previsiones a alcanzar en sus cuentas a finales de año




Imparables. Así es como considera cualquier experto en el mercado bursátil y financiero la extraordinaria situación por la que atraviesa una firma como la norteamericana Under Armour, a la que ahora no sólo le sonríen los números a nivel económicos sino que además los mismos se ven mejorados de manera exponencial gracias a la llegada de los éxitos dentro del apartado estrictamente deportivo.

Las ventas de Under Armour se disparan en el último trimestre



La situación económica de la marca de Baltimore, Under Armour, sigue siendo envidiable. O al menos así lo demuestran los últimos números que la compañía ha dado a conocer a sus inversores y accionistas en los que pone de manifiesto que, nuevamente, en el último trimestre que va de abril a junio, su ritmo de crecimiento superó el 20% como viene siendo habitual en la compañía desde hace ya casi un par de años.

Así, la firma presidida por Kevin Plank ha presentado los números de sus cuentas en el periodo que va de abril a junio, unos números que reflejan un aumento de las ventas de hasta el 29%, para situarse en los casi 720 millones de euros. Si extrapolamos estos resultados al primer semestre del año, la facturación de la compañía norteamericana se ha incrementado en un 26,9% para situarse en los 1.454 millones de euros.

Objetivo: 3.500 millones anuales



Ello ha supuesto que desde dentro de la compañía la euforia se desate y hayan rectificado al alza las previsiones planificadas previamente como objetivos a conseguir al cierre de este año. Así, desde Under Armour han elevado la subida en sus ingresos del 23% al 25%, estableciendo una nueva cifra de negocio que rondaría los 3.500 millones de euros anuales.

De igual manera, el beneficio operativo se incrementa de los 369 millones de euros hasta los 372 millones de euros. Sin embargo, en dicha planificación falta por determinar la estimación del resultado neto, una cifra no facilitada al aceptar que deberán esperar a conocer el impacto negativo que las adquisiciones realizadas en los últimos meses en el área tecnológica tendrán sobre estos números a corto plazo.

Participa y comenta esta noticia

 
Top